Si llevas tiempo en el trabajo y te sientes valorado, seguramente te hayas planteado la posibilidad de pedir un aumento de sueldo. La vida cada vez está más cara y con los gastos fijos, poco te queda para darte algún caprichito. El dinero es una de las grandes fuentes de motivación en el trabajo, así que algo más a final de mes no te vendría nada mas.

En este artículo te damos algunos consejos para pedir un aumento de sueldo en el trabajo y no fracasar en el intento.

Cómo pedir una aumento de sueldo

Si te has planteado la posibilidad de pedir un aumento de sueldo, existen una serie de situaciones que son propicias para hacerlo y otras que no. Por ejemplo, no es buena idea proponerle a tu jefe que te modifique la nómina para mejor cuando la empresa está pasando por una mala etapa y está recortando personal para evitar gastos.

Entonces, ¿cuándo es mejor pedir una mejora económica? Para saber la respuesta a esta pregunta, presta atención a los siguientes puntos:

1. Averigua el salario medio de tu puesto de trabajo

Si ya tienes una idea de lo que se gana en tu sector y concretamente en tu puesto de trabajo puedes omitir este punto. Sin embargo, si no lo tienes claro, puedes hacer algo de búsqueda para saber si estás ganando menos de lo que deberías.

Si preguntas directamente a tus compañeros de trabajo es posible que no te lo digan, así que puedes utilizar internet y averiguar cuál es el sueldo medio por el trabajo que desempeñas. Evidentemente, cada situación es diferente, así que después de conocer estos datos, debes valorar lo valioso que eres dentro de la compañía, tus estudios, los años que llevas en la compañía, etc. y hacer una valoración global de lo que percibes.

2. Presenta hechos

Es necesario que también averigües cómo va la empresa. Si está pasando por un buen momento o no. Si la tu empresa presenta goza de una buena salud económica y el sector en el que opera está en un buen momento, tienes mayores posibilidades de lograr un aumento de sueldo. Ahora bien, para ganarte a tu jefe has de presentar hechos y pruebas, que vea que el dinero que invierte en ti es rentable.

3. Elige el momento adecuado

Debes ser prudente a la hora de pedir un aumento de sueldo, porque debes evitarlo en casos en los que la organización está pasando por un apuro económico o hay incertidumbre en el sector. También puede ser importante saber si hay otros miembros de la empresa a los que se les ha aumentado el sueldo. Después de investigar, si las condiciones son favorables, adelante. Quizás este sea el momento para ganarte un incentivo monetario.

4. ¿Tienes una oferta mejor?

Sin duda, la mejor estrategia para conseguir el aumento de sueldo es si tu superior te valora y las otras empresas del sector también. Puede que tengas la gran suerte de que hay otras compañías que se han interesado por tus servicios y quieren que trabajes con ellas. Si ya te has entrevistado con otra empresa y quiere contratarte, y tampoco te importaría irte de donde estás actualmente, puedes contarle a tu jefe la situación y renegociar el contrato que tienes en tu trabajo. Quizás puedas sacarle un extra...

5. Decide qué harás si sale mal

Antes de entrar en la oficina de tu superior para pedir un aumento, piensa bien en lo que vas a hacer si su respuesta es negativa. Si haces lo que se explica en el punto anterior, debes tener claro que no solamente debes tener en mente otra empresa como forma de chantajear, sino que tienes que tener claro que dejarás la empresa si no te aumentan el sueldo. Si dices que te han ofrecido otro puesto y luego no es verdad, la jugada puede salirte mal.

6. Pide una entrevista con tu superior

Pedir un aumento de sueldo debe ser algo bien pensado y planificado. No se trata de entrar directamente a la oficina del jefe y plantearle la situación tal cual. Tampoco debes plantearle tus ideas cuando te lo encuentras en el pasillo. Pide una cita con él y planifica bien lo que vas a decirle.

7. Usa las palabras apropiadas

Pedir un aumento de sueldo puede ser una situación algo incómoda y, por tanto, es importante cómo expones la situación. Lo ideal es que no solo expliques lo que tú aportas, sino que también resaltes los logros de la empresa. Por ejemplo: "Me doy cuenta de que la situación económica de la empresa está mejorando.Nuestro departamento ha estado trabajando duro y mis últimas evaluaciones de desempeño han sido excepcionales. Me pregunto si sería posible un aumento del 5 por ciento de mi sueldo"

8. Cuida la actitud

Está bien usar las palabras apropiadas, pero también es importante cuidar cómo lo dices. Debes mantener la calma y ser lo más objetivo posible. Tu discurso debe basarse en hechos y evidencias. Si pides un aumento de sueldo, justifícalo y demuestra que te lo mereces.

9. Ves al grano

Si pides un amento es porque consideras que te lo mereces, así que sé claro en lo que pides. Si tú crees que has hecho méritos suficientes para percibir una cantidad determinada, exponla. Ahora bien, sé realista. Si tu jefe argumenta que no está la economía para hacer más gastos, quizás puedas conseguir otros beneficios: formación de perfeccionamiento, un mejor horario o una promoción interna.

Conclusión

Pedir un aumento de sueldo puede ser una situación delicada, por lo que debes tener muy claro cómo lo haces. Por eso, debes valorar si realmente cobras por debajo de la media respecto a tu sector y puesto de trabajo y si la compañía puede permitirse incrementarte la remuneración mensual porque dispone de una economía saludable.

Si piensas que hay posibilidades de que te aumenten la nómina, elige el momento adecuado, ten muy claro lo que pides y expón los motivos de por qué deberían pagarte más. No olvides que, si la situación económica no lo permite, puedes conseguir otros beneficios como por ejemplo un mejor horario.