Uno de los momentos más difíciles y tristes de nuestra vida es cuando nos despiden de nuestro trabajo. Estar sin trabajo puede ser complicado porque puede desestabilizarnos a nivel económico, pero también trae consigo consecuencias psicológicas: depresiónansiedadestrésinsomnio...

Consejos para afrontar un despido de trabajo

Afrontar un despido no siempre es fácil, pero puede ser menos desagradable si sigues una serie de consejo como los que te proponemos a continuación.

1. Acepta el duelo

Cualquier pérdida puede provocar consecuencias a nivel psicológico, y el proceso de duelo no solamente se refiere a la muerte de un ser querido o una ruptura de pareja, sino también a un despido de trabajo. Tras un despido, existe un gran cambio en nuestra vida que puede desestabilizarnos: podemos sentirnos tristes por dejar un trabajo que nos gusta, melancolía por no volver a compartir momentos agradables con unos compañeros con los que nos sentíamos unidos y pueden aparecer dificultades financieras con las que no contábamos.

Existen una serie de etapas del duelo como ya explicamos en nuestro artículo “Las 5 etapas del duelo (cuando un familiar fallece)” que debemos ir superando, y aceptar la experiencia de la pérdida de trabajo es el primer paso para poder seguir nuestro camino y levantar el ánimo lo antes posible para poder buscar solución a esta nueva situación en la que vivimos inmersos.

2. No te lo tomes como algo personal

El despido puede ocurrir por muchos motivos, pero no debes tomártelo como algo personal. En ocasiones, puede ser una decisión de la empresa para recortar personal, puede que tus competencias no encajen con el trabajo en el que estás o que tú mismo/a te hayas desmotivado por las condiciones laborales con las que te has encontrado en los últimos meses.

Debes saber que tienes una serie de competencias o talentos que seguro que podrás poner en práctica en otra organización, así que cuanto antes aceptes la situación, antes podrás buscar un nuevo futuro.

3. Asegúrate de que todo sea legal

Algunas empresas se aprovechan de los trabajadores y no hacen las cosas bien. Asegúrate de que el despido es legal o, de lo contrario, haz uso de tu derecho. Si tienes derecho a una indemnización o si la empresa te debe dinero por tu antigüedad en la compañía no dejes que pase el tiempo. Si consideras que el despido es injustificado, indebido o improcedente haz uso de la ley e infórmate de los plazos para poder reclamar.

4. No te decantes por la venganza

Puede que estés resentido/a porque ahora te encuentras en una situación difícil, pero debes ser objetivo/a. Tras valorar qué es lo que puede haber sucedido, no te decantes por la venganza. Es decir, si tienes que reclamar algo hazlo, pero no intentes vengarte de otras formas o puedes salir perjudicado.

5. Toma una decisión inmediata

El despido es una realidad en tu vida, así que no hay tiempo para lamentaciones. A corto plazo debes de asegurarte de que todo está en regla. Si tienes que cobrar el paro hazlo, si quieres tomarte un tiempo para pensar también. Primero toma una decisión inmediata sobre tu presente, luego ya tomarás decisiones a largo plazo.

6. Mantén una actitud positiva

El despido no es una situación agradable; sin embargo, puede ocurrir y es algo que no puedes evitar cuando suceda. Así que debes mantener una actitud positiva para poder adaptarte al cambio lo antes posible. Ahora tienes una oportunidad para hacer lo que siempre habías querido.

7. Conócete a ti mismo

Seguramente hayas estado en el mismo lugar de trabajo durante años, lo que puede haberte llevado a la zona de confort, pero el despido es una oportunidad para conocerte a ti mismo y saber quién eres. Ahora puedes reflexionar sobre tus talentos y sobre tus deseos, y así saber hacia dónde dirigir tu futuro.

8. Reinvéntate y aprovecha el cambio

Después de conocerte a ti mismo es el momento de aprovechar esta nueva oportunidad. Quizás quieras emprender o tal vez quieras optar por un empleo que te motive más. El despido puede ser una oportunidad para crecer tanto en el plano personal como laboral.

9. Presta atención a tus finanzas

Ahora bien, antes de tomar cualquier decisión sobre tu presente y tu futuro, asegúrate de que te tienes tus necesidades económicas cubiertas. Debes ser realista en este sentido para no llevarte ningún susto.

10. Sigue una serie de consejos para conseguir empleo

Quedarse sin trabajo puede ser preocupante, y si tu economía no te lo permite, tendrás que buscar trabajo lo antes posible. Estar desempleado afecta a nuestro estado emocional y puede causar muchos problemas psicológicos como depresión, ansiedad o insomnio. Pero antes de desesperarte puedes seguir una serie de consejos que te ayudarán a encontrar empleo antes de lo que pensabas. 

Son los siguientes:

  • Conócete a ti mismo y sé consciente de cuáles son tus fortalezas para buscar un trabajo que encaje con tu perfil.
  • Elabora un buen CV que destaque tus fortalezas y minimice tus debilidades. Puedes leer nuestro artículo “Los 10 consejos para mejorar tu Currículum Vítae” para elaborar una hoja de vida exitosa.
  • Utiliza las redes sociales, pues son una gran oportunidad para conocer nuevas ofertas y darte a conocer.
  • Haz un buen uso de los portales de empleo, que son clave si estás buscando trabajo. 
  • Sé proactivo. Puedes pasar momentos difíciles al estar sin empleo, pero no pierdas el ánimo y muévete.
  • Haz una gran entrevista siguiendo nuestros consejos de este artículo: “Entrevistas de trabajo: Los 10 errores más frecuentes
  • Trabaja tu marca personal, puesto que es una de las formas más efectivas de encontrar empleo.
  • Si quieres profundizar en cada uno de estos puntos, puedes hacer click en nuestro texto: “No tengo trabajo: 7 consejos de expertos para encontrarlo