Nutrición

8 propiedades y beneficios del mango para tu salud

Una fruta muy saludable que previene ciertas enfermedades y nos ayuda a estar en plena forma.

8 propiedades y beneficios del mango para tu salud
Xavier Molina Xavier Molina Psicólogo social

¿Quién no disfruta de un buen mango como postre rico y nutritivo? Esta fruta tiene un excepcional sabor y es apreciada tanto en los países orientales como en occidente.

De gran semilla y textura jugosa pero firme, existen en el mercado distintos tipos de mango que nos ofrecen sabores, colores y formas diversos. Externamente, los mangos suelen ser verdes, rojos y amarillos, pero por dentro comparten el mismo tono dorado.

Propiedades, beneficios y formas de comer mango

Su textura agradable y su sabor dulce hace del mango una de las frutas más consumidas en todo el planeta. Pero su atractivo no reside únicamente en lo gastronómico, sino también en sus aportes nutricionales y dietéticos: los mangos contienen más de 20 vitaminas y otros tantos minerales.

En el artículo de hoy explicaremos cuáles son las propiedades y los beneficios de comer mango para tu salud física y mental.

1. Previene el asma

Gracias a los betacarotenos presentes en la pulpa del mango es más fácil prevenir el desarrollo de enfermedades respiratorias tales como el asma. Este nutriente también está presente en el brócoli, los albaricoques, la calabaza o incluso el queso.

2. Una ayuda contra el cáncer

De nuevo, gracias a los betacarotenos presentes en el mango, nuestro organismo es capaz de prevenir ciertas formas de cáncer, especialmente el cáncer de próstata, tal como detectó un extenso estudio llevado a cabo en la Universidad de Harvard. Este antioxidante también ha demostrado tener un efecto protector en la aparición de cáncer de colon.

3. Mejora nuestra salud ocular

Otro antioxidante presente en el mango, la zeaxantina, es capaz de filtrar parte de los rayos de luz azul que daña nuestra vista. En este caso, la zeaxantina actúa como protector en nuestra salud visual, tal como han detectado distintas investigaciones. Además, cabe señalar que comer varias piezas de fruta a diario es uno de los factores protectores ante problemas de visión como la degeneración macular que sufren muchas personas de edad avanzada.

4. Protege tus huesos

Siendo especialmente rico en vitamina K, el mango es uno de los mejores alimentos para prevenir el deterioro de la masa ósea. La vitamina K nos permite aumentar la cantidad de calcio esencial que absorbemos tras cada ingesta de lácteos u otros alimentos ricos en este mineral, y esto es una ayuda muy importante para evitar fracturas y tener una perfecta salud ósea.

5. Especialmente indicado para pacientes de diabetes

Los pacientes de diabetes tipo 1 se benefician de la gran cantidad de fibra que aporta el mango. Distintos estudios han evidenciado que la fibra mantiene la glucosa en niveles controlables. Además, las personas que padecen diabetes tipo 2 también notan mejoría en su nivel de azúcar en sangre y en los niveles de insulina.

6. Previene enfermedades cardíacas

El mango es un alimento muy rico en fibra, en vitaminas y en potasio. Justo estos tres componentes nutritivos son esenciales para ayudar a nuestro organismo a prevenir enfermedades y problemas cardiovasculares. Varias investigaciones han mostrado que ingerir alimentos con potasio y reducir la ingesta de sodio es la base para una dieta que proteja nuestro corazón de padecer ciertos trastornos.

7. Contra el estreñimiento

Solemos prestar poca atención a nuestra salud digestiva, pero lo cierto es que el mango, así como la mayoría de frutas, es rico en agua y fibra. Estos dos componentes nos ayudan a prevenir el estreñimiento y a ir al baño con regularidad.

8. Hace brillar la piel y el cabello

Las personas especialmente interesadas en mejorar el brillo de su piel y cabello también encuentran un gran aliado en esta fruta. El mango contiene mucha vitamina A, un nutriente que regula la producción de sebo. Gracias a este componente, comer mango nos ayuda a mantener la piel y el cabello brillantes y correctamente hidratados.

¿Cómo comer mango?

Cortado a rodajas en el postre, con un poco de miel, troceado en el yogur... Incluso la cocina japonesa tiene reservado un papel importante al mango en sus deliciosos 'makis'. Una fruta que combina con todo y que siempre es agradable degustar.

Referencias bibliográficas:

Xavier Molina Xavier Molina Psicólogo social

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Máster en terapia cognitivo-conductual. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Posgrado en Intervención psicosocial.