Nutrición

Ortosifón: propiedades y características de este alimento

Esta hierba de la medicina tradicional, consumida en forma de té, presenta muchos beneficios.

Ortosifón: propiedades y características de este alimento

Imagen: Wikipedia Commons

Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

El ortosifón (Orthosiphon aristatus) es una planta herbácea que crece en ciertas zonas de Asia y de Australia que té utiliza como planta medicinal en forma de una infusión conocida como té de Java. Se trata de un recurso natural que podemos utilizar en el día a día para complementar nuestra dieta.

Las propiedades depurativas y digestivas del ortosifón han hecho que su popularidad como recurso natural para mejorar la salud haya crecido con los últimos tiempos. Veamos cuáles son sus propiedades y las ventajas que ofrece su uso en forma de té.

El ortosifón, una planta para adelgazar

El ortosifón es conocido por su eficacia a la hora de solucionar problemas relacionados con la retención de líquidos en el cuerpo, un fenómeno que hace que el volumen de este crezca. De hecho, el uso del té de Java ha sido tradicional en muchas zonas, y es por eso que esta planta es considerada una ayuda terapéutica y medicinal.

En la actualidad su utilización sigue siendo muy recurrida, especialmente como complemento a regímenes de control de peso. Por supuesto, la simple acción de tomar una dosis de el té de Java no producirá efectos milagrosos ni producirá una súbita bajada de peso ni quema de grasa a corto plazo (ya que este es un proceso mucho más complejo que depende de todo lo que comemos y del ejercicio que realizamos), pero sí es una buena manera de hacer que los planes para adelgazar sean más completos.

Propiedades del té de Java

Estas son las principales características de los efectos que el ortosifón tiene sobre nuestro organismo:

1. Es un excelente diurético

La principal ventaja del té de Java es que es muy eficaz para combatir la retención de líquidos, que muchas veces es la responsable de buena parte del sobrepeso que sin saberlo asociamos únicamente a la acumulación de grasa.

En general, el ortosifón facilita el trabajo de los riñones, haciendo que no "se les acumule el trabajo" y que no se inflamen al no dar abasto. Justamente por eso no solo ayuda a liberar líquidos, sino que tiene un efecto depurativo y ayuda a neutralizar sustancias tóxicas presentes en el organismo. Por eso puede utilizarse en ayunos, para potenciar el efecto purificador de estos.

2. Ayuda a quemar grasas

La ingesta de té de Java en sí misma no sirve para quemar las reservas de grasa que se acumulan en nuestro organismo, pero sí hace que pueden ser quemadas con mayor facilidad con los ejercicios cotidianos que realizamos.

Es importante tener esto en cuenta, porque el ortosifón tan solo ayuda a adelgazar en la ayuda en la que permite la liberación de líquidos, pero no "se come" la grasa.

En este sentido, es bueno combinar el uso del ortosifón con los planes de ejercicios simples, como por ejemplo salir a trotar durante media hora al menos tres veces por semana.

3. Combate la hipertensión

El ortosifón no solo es un muy buen diurético, sino que también tiene efectos sobre el colesterol y los triglicéridos que viajan por la sangre y que pueden producir hipertensión arterial y taponamientos peligrosos. Su alto contenido en potasio es una gran ayuda para mantener el bienestar del sistema circulatorio. De este modo el corazón no tiene que realizar esfuerzos y sufre menos desgaste.

Sin embargo, por estos motivos también puede producir hipotensión en personas predispuestas a ello.

Cómo preparar el té de Java

Si crees que utilizar este diurético puede encajar bien en tu plan de dieta saludable, puedes seguir estos sencillos pasos para hacer té de Java.

  1. Pon a hervir el agua en una cacerola pequeña.
  2. Añádele una cucharada de ortosifín seco.
  3. Apaga el fuego o la vitrocerámica, tapa la cacerola y deja que repose durante un cuarto de hora.
  4. Cuela el contenido y sírvelo en una taza.

Lo recomendable es no tomar más de una taza de té de Java al día, y su cantidad dependerá de tu tamaño; para decidir esto, sírvete del sentido común y piensa que la cantidad de té que puedes tomar en una sentada no debería de producirte la más mínima incomodidad o malestar. Puedes utilizarlo en desayunos o después de la cena.

Además, si no te gusta el sabor del té de Java (es bastante amargo) también puedes consumir el ortosifón en cápsulas.

Contraindicaciones del té de Java

El ortosifón no es un medicamento, y por consiguiente lo normal es que tomado con moderación no produzca efectos adversos a no ser que se desarrolle alguna alergia a los componentes del té de Java. Sin embargo, sí hay algunos grupos de población que es recomendable que consulten a un médico antes de hacer uso de este remedio natural. Estas personas son las que presentan alguna de estas anomalías:

  • Insuficiencia renal
  • Problemas biliares
  • Baja tensión arterial
  • Problemas del corazón
  • Dispepsias

Además, las personas que estén siguiendo un plan de medicación deberían evitar la toma de ortosifón para que no interfiera con esta sustancia, a no ser que el médico indique lo contrario. En general, los tratamientos médicos supervisados por profesionales cualificados del sistema sanitario deben tener prioridad sobre la búsqueda de alternativas en herbolarios y parafarmacias.

Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

Licenciado en Sociología por la Universitat Autónoma de Barcelona. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Posgrado en comunicación política y Máster en Psicología social.