Los expertos nutricionistas siempre alegan que el desayuno es el aperitivo más importante de nuestra dieta diaria. Pues bien, demostrado por recientes estudios y seguimientos dietéticos para deportistas, se ha comprobado que para tener resultados óptimos en la vida de un deportista, la alimentación supone el 70% de todo el proceso.

Los desayunos para los deportistas son de gran variedad y de fácil elaboración, pero muy pocos usuarios tienen dicho conocimientos o se ven forzados a recurrir a profesionales que cuestan mucho dinero. No obstante, existen alternativas gratuitas como este artículo, donde os mostraremos las mejores opciones para el desayuno.

El desayuno ideal para los deportistas, al detalle

Tal y como hemos comentado en la introducción, el desayuno ideal es la prioridad última para mantener un buen equilibrio entre alimentación y ejercicio. A continuación, expondremos los 8 desayunos para deportistas más adecuados.

1. Energético

Este tipo de desayuno es ideal si queremos aguantar un duro día de esfuerzo físico para poder aguantar hasta la hora de comer sin que la fuerza se convalece. Para ello hay que recurrir a productos altos en calorías, así como el consumo de lácteos. Los cereales con yogur y los frutos secos, junto con el plátano, nos aseguran un alto rendimiento.

2. Light

En este caso el desayuno light se consume para la pérdida de peso o para mantener la línea. Para ello tendremos que consumir pequeñas ingestas de los tres alimentos básicos para un buen desayuno, como son un vaso de leche, cereales bajos en grasas y azúcares y algún zumo natural, nueces, etc.

3. Deportivo

Por antonomasia, es el desayuno ideal para los deportistas, al ser el más equilibrado y a su vez completo. Es un comensal tanto para preparar el día de ejercicio, como para recuperarnos después del esfuerzo realizado. Se trata de ingerir una ensalada de frutas, más leche desnatada con cereales integrales. Luego hacemos una tortilla con pavo, zumo natural y un plátano.

4. Estándar

Es el desayuno que cualquier persona consume a diario, el más común. Éste consta del café con leche tradicional, más una pasta (donut, croissant, napolitana), el pan tostado con mantequilla y miel y el zumo de naranja. Hay que tener cuidado igualmente en no excederse en las cantidades. Es un tipo de almuerzo que solo es aconsejable para días esporádicos y siempre atentos a no superar las calorías recomendadas.

5. El Kiwi

La fruta es un alimento imprescindible para cualquier tipo de dieta, pero especialmente para los deportistas. Cualquier complemento es ideal con el kiwi, pero lo recomendable es ingerir un yogur natural, un par de lonchas de pavo o pollo, café o un té para acompañar. Puede ser consumido de un modo muy sencillo, usando su piel como recipiente y usando una cuchara.

6. Cereal

Los cereales bajos en grasas también suponen un alto contenido energético. No obstante, hay que abandonar los convencionales del supermercado como los cornflakes o derivados, que son ricos en azúcares refinados y colorantes. Hay que escoger los más naturales del mercado, 0 grasas, 0 azúcares y 0 colorantes. Lo mezclamos con leche desnatada o yogur y aguantaremos con facilidad hasta la hora de comer.

7. Miel

La miel contiene buenas dosis de azúcares naturales ideales para alimentar nuestro sistema nervioso y las proteínas suficientes para aumentar nuestro rendimiento deportivo. La miel se puede tomar con pan integral, ya sea tostado o normal, acompañado de un zumo de naranja que servirá de complemento perfecto para aguantar todo el día. Eso sí, conviene no abusar, ya que es un alimento altamente calórico.

8. El tahín

La dieta del tahín empieza a ser muy común en la dieta para deportistas. El tahín es un alimento compuesto por pasta de sésamo, cuyos nutrientes son altas dosis de vitaminas, ácidos grasos esenciales para nuestro metabolismo y rico en minerales. El tahín se unta con el pan tostado y hay que acompañarlo con un vaso de agua.

9. La avena

Es un alimento polivalente. Aunque la avena se puede agregar en cualquier comida del día, lo ideal es complementarlo en el desayuno. Si queremos aumentar la potencia física, podemos preparar media taza de avena, acompañada de nueces y almendras con miel. Además, podemos añadir una cucharada de pasas y jengibre en polvo para tener así un desayuno completo.

10. Frutos secos

Los expertos dietistas aseguran que es el más natural y completo. Es el desayuno ideal para deportistas que no quieren gastarse mucho dinero. Está compuesto de frutos secos como las nueces, el pistacho y los dátiles. Las propiedades del dátil por ejemplo, sustituyen a cualquier otro alimento rico en calorías, vitaminas y azúcares naturales.

Estos alimentos se suelen acompañar con té caliente, para mejorar la digestión. Aunque en algunos casos se recomienda simplemente tomar 7 dátiles con un vaso de leche de medio litro, lo que nos asegurará resistencia física y evitará la fatiga.