Neurociencias

Tipos de ondas cerebrales: Delta, Theta, Alfa, Beta y Gamma

Estas oscilaciones eléctricas están detrás de todo lo que ocurre en la actividad del cerebro.

Tipos de ondas cerebrales: Delta, Theta, Alfa, Beta y Gamma
Adrián Triglia Adrián Triglia Psicólogo, publicista y escritor | Jefe de contenidos de Psicología y Mente

La actividad eléctrica de las neuronas que pueblan el cerebro humano forma parte de la base de todos los pensamientos, sentimientos y de los actos que realizamos. Por eso es tan difícil entender lo que hacen las neuronas en cada momento; todo aquello que conforma nuestra vida mental consiste en ese salto inexplicable que va desde la frecuencia con la que las neuronas mandan impulsos eléctricos a la transformación de esto tan simple en procesos mentales en toda su complejidad.

Es decir, que hay algo en la manera de coordinarse entre sí de estas células nerviosas que hace que aparezcan sensaciones, pensamientos, recuerdos, etc.

Por supuesto, aún se está muy lejos de entender de un modo detallado qué tipo de señales eléctricas en una parte del cerebro producen tal pensamiento en una persona en concreto y en un momento determinado, pero hay algo que sí se conoce sobre el funcionamiento del órgano de la mente; depende de algo que se conoce como actividad oscilatoria neuronal, es decir, frecuencias de disparo de impulsos eléctricos que generan lo que se conoce como los diferentes tipos de ondas cerebrales.

Las oscilaciones en la actividad eléctrica neuronal

El concepto de oscilación en la actividad de las neuronas hace referencia a los diferentes ritmos y frecuencias que expresa la actividad eléctrica en el sistema nervioso central. Esta idea es muy amplia, y se aplica tanto para referirse a lo que hace una neurona individual como un grupo de neuronas que trabajan en red.

Por ejemplo, la oscilación puede hacer referencia al grado de activación eléctrica de una sola neurona a lo largo del tiempo, midiéndose el ritmo con el que la aparición de un impulso nervioso se vuelve más probable según el grado de despolarización; pero también se puede utilizar para referirse a la frecuencia con la que varias neuronas de un grupo mandan señales casi a la vez.

Sea como sea, en todos los casos estas oscilaciones en la actividad eléctrica pueden representarse mediante ondas mediante la encefalografía, de un modo similar en el que se miden los latidos del corazón mediante el electrocardiograma.

Los tipos de ondas cerebrales

Tal y como hemos visto, la actividad de las neuronas del cerebro no es absolutamente caótica, sino que sigue una lógica muy compleja en la que puede notarse cómo diferentes neuronas disparan señales eléctricas casi al mismo tiempo de un modo continuado.

Esta frecuencia constituida por la actividad de varias neuronas forma lo que se conoce como ondas cerebrales, patrones de activación que, a diferencia de lo que curre con la frecuencia de activación de una sola neurona, son lo suficientemente potentes y claros como para poder ser registrada colocando sensores por fuera del cuero cabelludo (mediante la encefalografía, una de las tecnologías más utilizadas en la investigación sobre el sistema nervioso).

A su vez, las ondas cerebrales pueden ser clasificadas en diferentes tipos según su frecuencia, es decir, el tiempo que pasa entre los momentos en los que muchas neuronas disparan señales eléctricas a la vez.

Estos tipos de ondas cerebrales reciben en nombre de ondas Delta, ondas Theta, ondas Alfa, ondas Beta y ondas Gamma.

1. Ondas Delta (1 a 3 Hz)

Las ondas Delta son las que tienen mayor amplitud de onda, es decir, que su frecuencia es muy baja. Son características de la fase de sueño profundo, que es aquella en la que raramente soñamos.

2. Ondas Theta (3,5 a 7,5 Hz)

Después de las ondas Delta, las Theta son las que presentan una mayor amplitud de onda. Estás asociadas a los estados de calma profunda, relajación e inmersión en los recuerdos y las fantasías, y también con la etapa de sueño REM.

3. Ondas Alfa (8 a 13 Hz)

Las Alfa son un tipo de onda cerebral que presenta más frecuencia que las theta, aunque sigue estando relacionada con los estados de relajación. Por ejemplo, pueden aparecer durante los paseos por un parque, al tumbarse en una playa o mirando la televisión.

4. Ondas Beta (12 a 33 Hz)

En las ondas Beta la actividad neuronal es intensa. Están relacionadas con acciones que requieren permanecer en un cierto estado de alerta y de gestión ágil de la atención, como por ejemplo un discurso ante un público amplio, el proceso de responder a una pregunta de examen, etc.

5. Ondas Gamma (25 a 100 Hz)

Estas son el tipo de ondas cerebrales con una mayor frecuencia y menor amplitud. Aparecen en estados de vigilia y se cree que su presencia está relacionada con la aparición de la consciencia, con la ampliación del foco atencional y con la gestión de la memoria.

Etiquetas: Cerebro, Neurociencia
Adrián Triglia Adrián Triglia Psicólogo, publicista y escritor | Jefe de contenidos de Psicología y Mente

Adrián Triglia (Barcelona, 1988) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y licenciado en Publicidad por la misma institución. Actualmente está cursando el Máster en Técnicas de Investigación Social Aplicada por la UAB/UB.

Es cofundador y Redactor Jefe de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias. También es autor del libro de divulgación científica «Psicológicamente hablando: un recorrido por las maravillas de la mente», publicado por Ediciones Paidós.

Participa