Explicamos las características de esta área del cerebro. Wikimedia Commons.

Son muchas las estructuras que forman parte del sistema nervioso, siendo la corteza cerebral una de las que más se ha desarrollado en el ser humano. En ella es posible observar la presencia de una gran cantidad de circunvoluciones y surcos, siendo pliegues que permiten la condensación en un pequeño espacio de una gran cantidad de masa neuronal.

Dichos pliegues forman parte de la materia gris del cerebro y participan de diferentes funciones. Uno de ellos es el giro lingual, sobre el que vamos a hablar brevemente a lo largo de este artículo.

El giro lingual: ¿qué es y dónde se encuentra?

Recibe el nombre de giro lingual una de las circunvoluciones o giros cerebrales, es decir la parte que sale al exterior de los pliegues presentes en la corteza cerebral. Se trata de una circunvolución no tan conocida o popular como otras como el giro supramarginal, pero que sin embargo parece tener una gran importancia en diferentes funciones cerebrales.

El giro lingual se encuentra situado en el lóbulo occipital, en su parte media, y se localiza entre la cisura calcarina y el surco colateral. En sus extremos se une por un lado se une al área visual al estar en contacto con la cuña, mientras que por el otro termina por unirse el giro parahipocampal en el lóbulo temporal.

Aunque el nombre de esta región cerebral parece indicar una relación con el habla, lo cierto es que su denominación no tiene que ver con su función: el nombre de este giro proviene en gran medida de su forma semejante a una lengua. Sin embargo, curiosamente sí que se ve implicado en algunos aspectos del lenguaje, aunque no en los orales.

Principales funciones de esta parte del cerebro

El giro lingual es una circunvolución cerebral que se encuentra implicada o que participa en diferentes funciones de gran relevancia para el ser humano. Entre ellas podemos destacar las siguientes.

1. Importancia en el procesamiento visual y percepción del color

Se ha observado que el giro lingual, como parte activa del lóbulo occipital, está asociado a la capacidad de codificar imágenes complejas. También parece vincularse a la percepción subjetiva de color, produciendo su lesión acromatopsia.

2. Participa en la memoria visual

Asimismo diferentes investigaciones han demostrado que el giro lingual no solo participa en la codificación de imágenes sino que también tiene un papel relevante en la memoria visual, produciendo su lesión diferentes problemas de reconocimiento de estímulos. De hecho, el giro lingual es una de las áreas que nos permite identificar estímulos con significado simbólico, como las letras. Además de ello también permite reconocer caras y objetos.

3. La lectura

Hemos dicho anteriormente que el giro lingual, pese a su nombre, no estaba asociado en gran medida a la capacidad del habla pero que sí tenía cierta implicación en el lenguaje. Y es que otra de las grandes funciones asociadas al giro lingual tiene que ver con la lectura, siendo una de las partes del cerebro que permite identificar y nombrar los estímulos a través de la visión para posteriormente transformarlos, siendo un primer paso relevante para permitir la lectura.

4. Procesamiento semántico

Además de lo meramente visual, el giro lingual participa en el procesamiento de información semántica tanto en situaciones en que el estímulo visual tiene elementos simbólicos per se o el sujeto intenta atribuirselos.

5. Implicación en la emoción

El giro lingual se encuentra también conectado con el giro parahipocampal, de manera que está en contacto con el sistema límbico. Se ha observado que la activación de este giro correlaciona con la impresión de emocionalidad a las imágenes.

6. La capacidad de imaginar: el pensamiento divergente y la creatividad

La capacidad de crear y elaborar estrategias diferentes de las habituales y conocidas con el fin de solucionar problemas también tiene vinculación con la actividad del giro lingual, si bien se encuentra más fuertemente asociada al lóbulo frontal. Concretamente, el giro lingual se hallaría vinculado a la creación y elaboración de imágenes mentales que forman parte de la imaginación.

7. La capacidad de soñar

Otro de los aspectos que se ha visto asociado al giro lingual es la vinculación que se ha observado entre este giro y la posibilidad de elaborar imágenes durante el sueño, siendo al menos en parte responsable de que podamos tener sueños.

Problemas asociados a su lesión

La lesión del giro lingual puede generar diferentes tipos de problemas y déficits que pueden suponer un deterioro o limitación de la funcionalidad del ser humano en su día a día. Entre ellos destaca la posible aparición de alexia pura o imposibilidad para la lectura (pese a conservarse la habilidad de escribir).

Otra problemática que puede aparecer es la prosopagnosia, un tipo de agnosia visual en que no somos capaces de reconocer las caras conocidas.

La memorización y la navegación espacial también se ven alteradas, así como también es posible que aparezca acromatopsia o ceguera al color.

Se ha observado también que la lesión del giro lingual, generalmente debido a infartos cerebrales en dicha área, tiende a generar la pérdida de la capacidad onírica (es decir de tener sueños). Además de lo anterior también se ha asociado el giro lingual con otras problemáticas: un ejemplo es la recientemente estudiada vinculación de este giro con la severidad de la sintomatología ansioso-depresiva en jóvenes.

También el exceso de activación de esta área tiene efectos: se ha observado que puede generarse ruido visual, la percepción de pequeños puntos de blancos y negros en todo el campo visual que se asemejan al efecto de nieve que sucedería en una televisión antigua y cuya antena funcionara mal.

Referencias bibliográficas:

  • Couvy-Duchesne, B.; Strike, L.T.; de Zubicaray, G.; McMachon, K.L.; Thompson, P.M.; Hickie, I.B.; Martin, N.G. & Wright, M.J. (2018). Lingual Gyrus Surface Area is associated with anxiety-depression severity in young adults: a genetic clustering approach. eNeuro, 5 (1).
  • Bogousslavsky, J.; Miklossy, J.; Deruaz, J.P.; Assal, G. & Regli, F. (1987). Lingual and fusiform gyri in visual processing: a clinico-pathologic study of superior altitudinal hemianopia. Journal of Neurologý, Neurosurgery and Psychiatry, 50: 607-617.
  • Kehoe, E. G.; Toomey, J. M.; Balsters, J. H., & Bokde, A. L. (2012). Healthy aging is associated with increased neural processing of positive valence but attenuated processing of emotional arousal: an fMRI study. Neurobiol Aging.
  • Zhang, L.; Qiao, L.; Chen, Q.; Yand, W.; Xu, M.; Yao, X.; Qiu, J. & Yang, D. (2016). Gray Matter Volume of the Lingual Gyrus Mediates the Relationship between Inhibition Function and Divergent Thinking. Front. Psychol, 7: 1532.
  • Zilles, K. & Amunts, K. (2012). Architecture of the Cerebral Cortex. In: Mai, J. & Paxinos, G. (2012). The Human Nervous System. 3rd edition.