Esta parte de la corteza cerebral está asociada a un tipo de epilepsia.

El cerebro es el conjunto de órganos más relevante que poseemos, ya que rige el funcionamiento de todo el organismo de tal manera que podemos mantenernos con vida. Si lo observamos desde el exterior, lo primero que podemos ver es la corteza cerebral, una región compacta llena de arrugas y pliegues. Dichos pliegues forman circunvoluciones o giros, así como también surcos y hendiduras. Entre las últimas, existes dos que destacan especialmente y que nos permiten diferenciar diferentes lóbulos: la cisura de Silvio y la cisura de Rolando.

En este artículo vamos a centrarnos en la cisura de Rolando para analizar qué es y su importancia, así como qué regiones la rodean y algunos trastornos que pueden derivarse o que generan efectos relevantes en ella.

La cisura de Rolando: ¿ante qué estamos?

La cisura de Rolando es, junto con la de Silvio, una de las cisuras, surcos o hendiduras de la corteza cerebral más relevantes y visibles. También denominada surco central esta cisura transcurre verticalmente separando los lóbulos frontal y parietal y con ello, a nivel funcional, las cortezas motora (área de Brodmann 4) y somatosensorial primarias (áreas 1, 2 y 3 de Brodmann).

Esta hendidura está rodeada asimismo por los giros precentral y postcentral y se encuentra de manera bilateral, es decir, que este surco aparece en ambos hemisferios cerebrales. Aparece en la parte central del cerebro y prácticamente llega hasta la cisura de Silvio, estando separada de ésta por uno de los opérculos

Además de realizar dicha separación, se ha especulado que en la materia cerebral que configura la cisura de Rolando podría existir cierta asociación entre la información motora y sensorial, de tal modo que ejercería de puente y contribuiría a integrar ambos tipos de informaciones.

Desarrollo

Esta cisura, de forma semejante a la de Silvio, se forma de manera temprana a lo largo del desarrollo fetal. Concretamente empieza a poder apreciarse a través de resonancias magnéticas partir de la vigésimo octava semana de gestación (aunque a partir de la vigésimo sexta ya puede llegar a adivinarse en algunos casos), apareciendo a partir de las áreas parietales y resultando cada vez más visible y profundo conforme se va desarrollando el encéfalo.

Trastornos y problemas vinculados a la cisura de Rolando

La cisura de Rolando o central es una de las más visibles de todo el cerebro humano y nos permite realizar una separación entre el lóbulo frontal y parietal, dos de las regiones cerebrales más relevantes. Pero la cisura de Rolando en ocasiones no aparece o puede verse involucrada o afectada por diversos problemas. Algunos de ellos son los siguientes.

1. Lisencefalia

La lisencefalia, que puede darse de forma completa o incompleta, es un trastorno en el cual a lo largo del desarrollo fetal no se forman o se forman pocos pliegues, circunvoluciones y surcos en el cerebro. Se trata de un problema que puede generar repercusiones de diversa índole, pudiendo llegar a suponer la muerte del feto o del bebé en pocos años y generando alteraciones como dificultades cardiorrespiratorias o convulsiones. Ocasionalmente los niños y niñas con esta alteración podrían no llegar a presentar síntomas, pero no es habitual.

2. Accidentes cerebrovasculares

La rotura de vasos sanguíneos o el padecimiento de una isquemia pueden llegar a afectar las áreas circundantes a la cisura de Rolando e incluso anegarla. Ello generaría diversos problemas que podrían terminar afectando a la realización de movimientos y/o a la captación de sensaciones táctiles.

3. Epilepsia rolándica

La epilepsia es un trastorno en el cual uno o varios grupos de neuronas se vuelven hiperexcitables a la estimulación y terminan por generar crisis. La epilepsia rolándica es uno de los tipos de epilepsia que existen, siendo una de las más frecuentes y típica de la infancia.

La crisis no genera pérdida de conciencia, y destaca por empezar por un hormigueo que acaba transformándose en incapacidad de control de cara y extremidades, padeciendo sacudidas incontrolables en estas áreas e incapacitándole para hablar. Se trata de un tipo de epilepsia por lo general benigna que aparece durante el sueño o por la mañana, y se genera por la hiperexcitabilidad de las neuronas situadas en la cisura de Rolando.

4. Tumores

La existencia de diferentes tipos de tumores cerebrales pueden provocar alteraciones en la fisionomía del encéfalo, incluyendo el desplazamiento de cisuras como la de Rolando y la destrucción de neuronas presentes en sus profundidades o en las áreas aledañas.

Referencias bibliográficas:

  • Cohen-Sacher, B.; Lerman-Sagie, T.; Lev, D.; Malinger, G. (2006). Sonographic developmental milestones of the fetal cerebral cortex: a longitudinal study. Ultrasound in Obstetrics & Gynecology, 27: 494-502.
  • Toi, A.; Lister, W.S. & Fong, K.W. (2004), How early are fetal cerebral sulci visible at prenatal ultrasound and what is the normal pattern of early fetal sulcal development?. Ultrasound in Obstetrics & Gynecology, 24: 706–715.