Durante nuestra infancia, todos hemos tenido que asistir a clases de matemáticas en el colegio, donde hemos tenido que estudiar los diferentes tipos de triángulos. Sin embargo, con el paso de los años podemos olvidarnos de algunas cosas que hemos estudiado. Para algunos individuos las matemáticas son un mundo fascinante, pero otras disfrutan más con el mundo de las letras.

En este artículo revisaremos los diferentes tipos de triángulos, por lo que puede ser útil para refrescar algunos conceptos estudiados en el pasado o para aprender cosas nuevas que no se sabían.

Utilidad de los triángulos

En matemáticas se estudia la geometría, y se profundiza en distintas figuras geométricas como los triángulos. Este conocimiento es útil por muchas razones; por ejemplo: para realizar dibujos técnicos o planificar una obra y su construcción.

En este sentido, y a diferencia de un rectángulo que puede ser transformado en un paralelogramo cuando se aplica fuerza a uno de sus lados, los lados de un triángulo son fijos. Debido a la rigidez de sus formas, los físicos demostraron que el triángulo puede soportar altas cantidades de fuerza sin deformarse. Por lo tanto, los arquitectos y los ingenieros utilizan triángulos al construir puentes, techos en casas, y otras estructuras. Cuando se construyen triángulos en estructuras aumenta la resistencia al reducir el movimiento lateral.

Qué es un triángulo

El triángulo es un polígono, una figura geométrica plana que tiene área pero no volumen. todos los triángulos tienes tres lados, tres vértices y tres ángulos internos, y la suma de éstos es de 180º

El triángulo se compone de:

  • Vértice: cada uno de los puntos que determina un triángulo y que suelen señalarse por letras latinas mayúsculas A,B,C.
  • Base: puede ser cualquiera de sus lados, el opuesto al vértice.
  • Altura: es la distancia de un lado a su vértice opuesto.
  • Lados: son tres y debido a éstos suelen clasificarse los triángulos de diferentes maneras.

En estas figuras, uno de los lados de esta figura es siempre menor a la suma de los otros dos lados, y en un triángulo con los lados iguales, sus ángulos opuestos son también iguales.

Cómo calcular el perímetro y el área de un triángulo

Dos medidas que nos interesan saber de los triángulos son el perímetro y el área. Para calcular el primero, es necesario sumar las longitudes de todos sus lados:

P = a + b + c

En cambio, para saber cuál es el área de esta figura, se emplea la siguiente fórmula:

A = ½ ( b h )

Por tanto, el área del triángulo es base (b) por altura (h) partido entre dos, y el valor resultado de esta ecuación se expresa en unidades cuadradas.

Cómo se clasifican los triángulos

Existen distintos tipos de triángulos, y se clasifican teniendo en cuenta sus la longitud de sus lados y la amplitud de sus ángulos. Teniendo en cuenta sus lados, existen tres tipos: equiláteros, isósceles y escaleno. En función de sus ángulos, podemos distinguir los triángulos rectángulos, obtusángulos, acutángulos y equiángulos.

A continuación pasamos a detallarlos.

Triángulos según la longitud de sus lados

Teniendo en cuenta la longitud de los lados, los triángulos pueden ser de diferentes tipos.

1. Triángulo equilátero

Un triángulo equilátero tiene tres lados de igual longitud, por lo que es un un polígono regular. Los ángulos en un triángulo equilátero también son iguales (60º cada uno). El área de este tipo de triángulo es la raíz de 3 entre 4 por la longitud del lado al cuadrado. El perímetro es el producto de la longitud de un lado (l) por tres (P = 3 l)

2. Triángulo escaleno

Un triángulo escaleno tiene tres lados de diferentes longitudes, y sus ángulos también tienen de medidas diferentes. El perímetro es igual a la suma de las longitudes de sus tres lados. Es decir: P = a + b + c.

3. Triángulo isósceles

Un triángulo isósceles tiene dos lados y dos ángulos iguales, y la manera de calcular su perímetro es: P = 2 l + b.

Triángulos según sus ángulos

Los triángulos también pueden clasificarse según la amplitud de sus ángulos.

4. Triángulo rectángulo

Se caracterizan por tener un ángulo interior recto, con un valor de 90º. Los catetos son los lados que conforman este ángulo, mientras que la hipotenusa corresponde al lado opuesto. El área de este triángulo es el producto de sus catetos partido entre dos. Es decir: A = ½ (bc).

5. Triángulo obtusángulo

Este tipo de triángulo tiene un ángulo mayor a 90° pero menos de 180º que recibe el nombre “obtuso”, y dos ángulos agudos, los cuales son menores a 90°.

6. Triángulo acutángulo

Este tipo de triángulo se caracteriza porque tiene sus tres ángulos que son menores a 90°

7. Triángulo equiángulo

Es el triángulo equilátero, puesto que sus ángulos internos son iguales a 60°.

Conclusión

Prácticamente todos hemos estudiado geometría en la escuela, y estamos familiarizados con los triángulos. Pero con el paso de los años, puede que muchas personas olviden cuáles son sus características y cómo se clasifican. Como has podido ver en este artículo, los triángulos se clasifican de distintas maneras dependiendo de la longitud de sus lados y la amplitud de sus ángulos.

La geometría es un tema que se estudia en la asignatura de matemáticas, pero no todos los niños disfrutan con esta asignatura. De hecho, algunos tienen serias dificultades. ¿Cuáles son las causas de esto? En nuestro artículo “Las dificultades de los niños en el aprendizaje de las matemáticas” te lo explicamos.