Miscelánea

Las 9 partes de una carta

La estructura de una misiva permite transmitir la información de forma clara y detallada.

Las 9 partes de una carta
Oscar Castillero Mimenza Oscar Castillero Mimenza Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

En los últimos tiempos se está perdiendo la costumbre de escribir y enviar cartas, las cuales son sustituidas poco a poco por otros medios tales como mensajes por correo electrónico o mediante aplicaciones como WhatsApp.

Sin embargo, saber cómo escribir una carta es esencial, ya que aún hoy en día puede ser requerido en diferentes ámbitos o por personas o en situaciones en las que no tenemos acceso a este tipo de tecnologías, o incluso como método para hacer llegar un mensaje a alguien de una manera que hoy algunos podrían considerar incluso original al no ser ya tan común.

Por ello, a lo largo de este artículo e presento las 9 partes de una carta, que si bien son en verdad sencillas se han de tener en cuenta con el fin de escribirlas correctamente.

La carta, misiva o epístola

Una carta, epístola o misiva se concibe como un tipo de documento escrito a través del cual un sujeto o entidad denominado remitente transmite un mensaje a un destinatario. Este documento puede ser elaborado con diversos propósitos y a muy diferentes tipos de destinatarios, tanto a particulares como a organizaciones y colectivos concretos.

El proceso de elaborar y hacer llegar a su destinatario una misiva requería antiguamente papel y tinta por tal de escribirlas, un sobre que la contuviera a la vez que oculta de ojos ajenos su contenido de manera que sólo el destinatario pudiera conocer su contenido y un período de tiempo más o menos extenso en el cual el documento era transportado de manos del remitente hasta el destinatario, generalmente a través del uso de los servicios de correos. Sin embargo, hoy en día el proceso se ha simplificado muchogracias al uso de Internet.

Las 9 partes que podemos encontrar en una carta

Si bien los medios pueden haber cambiado, la estructura básica de la carta no ha sufrido grandes variaciones a través de los tiempos. Podemos encontrar un total de 9 partes en su elaboración, que pueden aumentar si escribimos nueva información en forma de posdata (generalmente situada en la parte inferior izquierda, más abajo de la firma).

1. Membrete o información respecto al remitente

Se entiende por membrete la información propia del remitente o emisor de la carta en cuestión. La identidad de este, su dirección y posible información de contacto como número de teléfono y el correo electrónico son los datos principales que deben aparecer en esta sección. 

El membrete suele ubicarse en una de las esquinas de la parte superior del documento, generalmente en la esquina superior izquierda.

2. Destinatario o información respecto a éste

En este apartado se escribe la información referente a la persona a la que va destinada la misiva. De este modo el receptor del documento puede comprobar si es o no el destinatario de dicha carta. 

El nombre del destinatario y su dirección son las principales cuestiones que deben aparecer. En el caso de que se escriba a persona concreta dentro de una organización, también se hace necesario mencionar el cargo de la persona en cuestión y la empresa o colectivo al cual pertenece. 

Se suele colocar en una posición situada por debajo del membrete, si bien en este caso se suele poner a la derecha.

3. Lugar y fecha desde el que la carta se envía

Otro elemento importante de la carta, que se suele situar a la derecha de la hoja, debajo del destinatario. La fecha indica el momento en que se escribió la carta, cosa que puede ser importante si tenemos en cuenta que el momento en que ésta es recibida puede variar enormemente dependiendo de las circunstancias.

4. Encabezado o saludo

Se trata de una pequeña línea en la que se saluda y que va a introducir el contenido de la carta y que a su vez va a marcar la tonalidad y el nivel de formalidad que se le pretende imprimir al mensaje en cuestión.

5. Introducción

En esta sección entramos ya en materia respecto al mensaje. La introducción pretende en primer lugar se una forma de iniciar el contacto a la vez que establecer la idea principal de por qué se escribe el documento en cuestión.

6. Cuerpo

Después de la introducción, a lo largo del cuerpo de la carta establecemos y profundizamos en los motivos que nos han llevado a mandar la carta, transmitiendo la información que verdaderamente se pretende hacer llegar al destinatario. Se trata asimismo de la parte más larga de la misiva.

7. Conclusión

Una vez transmitido el grueso del mensaje y como manera de indicar que se está terminando de escribir, se escribe un breve párrafo que o bien resuma el contenido y/o objetivo general de la carta o bien establezca una manera de ponerse en contacto. Se trata de un párrafo que debe ser breve y no añadir nueva información respecto a lo anterior.

8. Despedida

Esta parte de la carta es una forma de darle fin de una manera cortés y sin precipitación, indicando que con ella el documento se da por terminado. Se trata de la contraparte del encabezado, siendo también una breve frase que a su vez indica el nivel de formalidad que tiene el mensaje.

9. Firma o nombre

Situada al final de la carta y generalmente en una de las esquinas inferiores (suele ser empleada la esquina inferior derecha), la firma da fin a la carta a la vez que establece la autenticidad de la identidad del remitente. También puede añadirse su nombre y cargo en caso de tratarse de una carta oficial.

Etiquetas: Comunicación, Trabajo
Oscar Castillero Mimenza Oscar Castillero Mimenza Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Actualmente finalizando el Máster de Psicopedagogía por la misma, así como preparando el examen de acceso a las oposiciones P.I.R.