En muchos casos las malas experiencias pasadas o las simples ganas de desconectar nos hacen sentir ganas de ir a vivir a otro país y empezar desde cero allí

Es habitual en personas que se notan estancadas en su vida profesional o personal y que sienten la necesidad de conocer nueva gente, otras formas de pensar y otro tipo de entornos, pero también puede ser una opción interesante, por ejemplo, en gente que ha pasado por conflictos o problemas que involucren a una red de personas (conflictos familiares, delincuencia, etc.) vean la necesidad de alejarse de su ciudad de origen para no exponerse a los elementos que les recuerden a los malos ratos pasados.

Por suerte, hoy en día existen muchas opciones de movilidad para poder trasladarse a vivir a otro país y empezar a trabajar allí, ya sea en negocios locales, grandes empresas con sedes y filiales en varias zonas del mundo, o en trabajos realizados a través de Internet.

Países en los que empezar desde cero

Estas son algunas de las zonas del planeta más interesantes siguiendo varios criterios.

1. Finlandia

Este país es una de las mejores opciones para aquellas personas a las que les interese vivir rodeadas de naturaleza sin renunciar al acceso de productos y servicios de primera calidad, una buena comunicación con el resto de Europa y una cultura empresarial y educativa que recibe las alabanzas de todo el planeta. 

Con una densidad de población muy baja pero redes de comunicación bien desarrolladas, Finlandia es una región perfecta para perderse entre frondosos bosques e inmensos lagos. Además, muchas de sus ciudades tienen una rica vida cultural que hace las delicias de los aficionados a pasar los tiempos de ocio en museos, conciertos, etc.

  • IDH: 0,883 (24º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2015): 9'4%
  • Salario mínimo interprofesional: no tiene

2. Chile

Uno de los países de Latinoamérica con un mercado laboral más activo y con un mejor Índice de Desarrollo Humano. Chile es uno de los mejores lugares a los que se pueden dirigir las personas con estudios superiores, mientras que no es tan recomendable para el resto, ya que en este país el precio de los productos básicos tiende a ser alto. La posibilidad de ir a vivir a Chile es especialmente interesante también por su diversidad de ecosistemas: en ella hay desde regiones heladas similares a los fiordos de Noruega hasta uno de los desiertos más áridos del planeta.

Eso sí, debes tener en cuenta que actualmente el gobierno de Chile no está incentivando la llegada de inmigrantes, y el proceso burocrático para conseguir algo más que un visado de turista puede llegar a ser complicado.

  • IDH: 0,832 (42º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2016): 6'8%
  • Salario mínimo interprofesional: 325€

3. Alemania

Para aquellas personas originarias de una región en la que la cultura occidental es la dominante y que simplemente busquen un país europeo en el que tener garantizado un cierto nivel de bienestar, Alemania es una opción conservadora, pero no por ello menos popular: la cantidad de grandes empresas que operan en este país es casi interminable

Además, los residentes en cualquier zona de la unión Europea pueden trasladarse a cualquier ciudad alemana sin encontrar dificultades administrativas, o bien tienen la posibilidad de hacer viajes cortos a otros países europeos, dada la ubicación privilegiada de esta nación. Eso sí, para conseguir buenos trabajos vas a necesitar aprender alemán, y no te vendrá mal tener un alto nivel de inglés.

  • IDH: 0,916 (6º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2016): 4'2%
  • Salario mínimo interprofesional: 1.440€

4. Costa Rica

Para las personas con capacidad para encontrar trabajos bien remunerados, Costa Rica es una buena opción: un país con una economía relativamente estable, que ofrece una vida social muy activa y con uno de los niveles de criminalidad más bajos de Centroamérica. 

Especialmente interesante para las personas interesadas en conocer de primera mano cómo es la vida en el Caribe. Un país con una alta calidad de vida y que puede ser un auténtico paraíso si, por ejemplo, trabajas como freelance y tienes un sueldo medio-alto.

  • IDH: 0,766 (69º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2015): 9'6%
  • Salario mínimo interprofesional: 433€

5. Australia

Australia es una región tan grande que siempre se pueden encontrar actividades interesantes a realizar. Además, es un país de habla inglesa, con lo que la barrera del idioma no será un gran problema para buena parte de los migrantes interesados en instalarse allí. Un país seguro, con interesantes programas para aprender inglés, próspero y con una naturaleza fascinante, tanto por su fauna como por sus paisajes y playas.

  • IDH: 0,935 (2º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2016): 5'6%
  • Salario mínimo interprofesional: 1.896€

6. Nepal

Una opción solo aconsejable para personas que tengan una startup y/o trabajen a través de Internet por la dificultad que supone encontrar un trabajo local bien remunerado. Eso sí, los precios son bajos, y las fronteras nepalíes contienen algunos de los parajes más impresionantes del mundo. Irse a vivir a este país asiático supone apostar por un cambio radical en nuestra vida.

  • IDH: 0,548 (145º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2016): 2'2%
  • Salario mínimo interprofesional: 59€

7. Nueva Zelanda

El país famoso por haber sido el escenario de rodaje de las películas El Señor de Los Anillos tiene mucho que ofrecer: una vida cultural muy rica, parajes naturales de ensueño y comunidades en los que las personas extranjeras son muy bien acogidas, ya que una buena parte de las personas que viven aquí también vinieron de fuera. Eso sí, aquí los precios son caros y, por otro lado, te tendrás que acostumbrar a conducir por el lado izquierdo.

  • IDH: 0,913 (9º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2016): 5'1%
  • Salario mínimo interprofesional: 1.633€

8. Canadá

Irse a vivir a Canadá es una opción a tener en cuenta, ya que es uno de los países que más promueve la llegada de migrantes. Ofrece uno de los sistemas de salud pública más robustos del mundo, una vida urbana llena de actividades y actos culturales y, por supuesto, enormes extensiones de naturaleza casi inexplorada. No en vano en el año 2011 Canadá fue declarado en mejor país al que ir a vivir por la Organisation for Economic Co-operation and Development. Eso sí, ten en cuenta que en este país el precio de la vivienda es especialmente cara.

  • IDH: 0,913 (9º país con mejor IDH del mundo)
  • Tasa de paro (2016): 7'1%
  • Salario mínimo interprofesional: 1.316€

Cambiar de aires: una reflexión final

No todas las personas buscan lo mismo a la hora de buscar un país para empezar una nueva vida en él, pero normalmente los requisitos mínimos suelen tener que ver con el acceso a bienes básicos, un mercado laboral activo y a la sanidad. 

Es por eso que merece la pena indagar acerca del abanico de países más amplio posible e informarse sobre estos aspectos básicos de bienestar: la opción óptima podría encontrarse en una región del planeta relativamente poco popular. Factores como el acceso a espacios con mucha naturaleza y aire limpio, la capacidad de disponer de lugares tranquilos y lejos de ambientes en los que la gente se amontona, y el acceso a comercios y zonas de ocio son elementos que suelen estar relacionados con una alta calidad de vida.