Miscelánea

La mamá más joven del mundo: a los 5 años

Lina Medina es la madre más joven del mundo, habiendo dado a luz a los 5 años.

La mamá más joven del mundo: a los 5 años
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Llama la atención cuando una menor de edad se queda embarazada; hace no tanto tiempo era algo relativamente normal, pero actualmente se considera una rareza, por lo menos en los países occidentales.

Lo cierto es que muchas madres jóvenes, a pesar de lo complicado que puede parecer el tema, salen adelante, gracias también a la buena voluntad de sus padres, que suelen apoyarles en ese momento tan difícil.

Pero si ya nos resulta extraño que alguien pueda ser madre a los 14 o 15 años, más sorprendente es el caso del que hablaremos en este artículo: la madre más joven del mundo tiene solo cinco años, según el The New York Times. A continuación veremos cuál fue su historia y qué medidas es necesario tomar para proteger a las menores en este sentido.

Lina Medina: una mamá de tan solo 5 años

Aunque los embarazos de menores son algo normal en algunas partes del mundo, especialmente en los países menos industrializados, la mamá más joven del mundo no tenía ni la edad para cursar primaria. La historia cuenta que Lina Medina, una niña peruana de tan solo cinco años, tuvo un hijo en 1939. Cuando la niña se quejó de fuertes dolores de estómago nadie se imaginaba cuál era el motivo. 

La menor fue llevada por su madre al hospital porque su barriga comenzó a hacerse grande y visible. Al principio, los médicos pensaban que sufría un tumor, pues, al fin y al cabo, solamente tenía cinco años. Tras los tests que se le realizaron a Lina, los médicos diagnosticaron que estaba embarazada de siete meses. Semanas después, el 14 de mayo de 1939, dio a luz a un varón que pesó 6 libras, y al que posteriormente llamaría Gerardo en honor al doctor que le atendió.

Lina es considerada no solamente la madre más joven del mundo, sino que después de 80 años desde el nacimiento de su hijo, sigue siendo la madre más joven de la historia.

¿Es posible que una niña de 5 años se quede embarazada?

¿Cómo es posible que una niña tan pequeña tenga un hijo? También cabe preguntarse si Lina era físicamente madura para quedarse embarazada.

Y es que la edad de la primera menstruación es el resultado de la combinación de múltiples factores (genéticos, nutricionales, actividad física, etc.). Sin embargo, las mejores sanitarias y alimentarias han avanzado mucho en las últimas décadas, y por eso se ha avanzado la edad de esta primera menstruación respecto a generación anterior. En la actualidad, la edad promedio en la que aparece por primera vez es de 12,5 años, pudiendo aparecer a los 8 o 9 años en casos extremos. Sin embargo, se tiene constancia de que siglos atrás la edad a la que aparecía rondaba los 16.

Entonces, ¿cómo podía Lina tener un hijo? El médico descubrió que a pesar de que la pequeña tenía 5 años de edad, sus órganos sexuales eran lo suficientemente maduros como para ser madre. Esto es lo que en medicina se conoce como pubertad precoz.

¿Quién es el padre?

Seguramente haya más dudas rondando por la mente del lector al leer este artículo. Pues bien, en aquella época se especuló con que el padre podría haber sido el culpable de que su propia hija se quedase embarazada, y a los pocos días fue arrestado.

Pero como no había pruebas de su culpabilidad, fue liberado por la policía al poco tiempo. A día de hoy, la verdadera identidad del padre nunca ha sido revelada. La historia que cuentan varios diarios, como el rotativo británico The Sun, es que Gerardo creció pensando que su madre era su hermana. La idea de que se llevase tan pocos años de edad con su madre podría haber hecho que la estigmatización que socialmente se podía construir en cualquier momento los persiguiese a ambos, así que fue ocultada. No fue hasta la edad de 10 años cuando le dijeron que Lina era su madre. Gerardo creció sano pero falleció a los 40 años tras sufrir una enfermedad ósea. Su madre sigue viva en la actualidad.

¿Qué hay que hacer en estos casos?

La existencia de menores embarazadas es síntoma de la desprotección que sufren muchas jóvenes, en algunos casos encontrándose en una situación de riesgo dentro de su propia familia. Estos casos evidencian la necesidad de unos servicios sociales bien preparados y con recursos, además de una legislación que permita actuar de manera selectiva en estos casos para mejorar la calidad de vida de estas niñas y adolescentes.

También es necesario un cambio cultural que lleve a no estigmatizar a estas jóvenes y culparlas por todo lo que les ha ocurrido, así como una consciencia social que lleve a no asumir como normales casos de violaciones o abusos sexuales encubiertos en un falso mutuo acuerdo.

Por otro lado, la atención psicoterapéutica también suele ser requerida para tratar problemas relacionados con la educación, la protección de la autoestima y la gestión de los conflictos familiares que los embarazos en menores suelen desencadenar.

Embarazos de menores en España

En España también ocurren embarazos de menores. En 2008, el Instituto Nacional de Estadística (INE) llevó a cabo un estudio para determinar cuántas madres menores de edad habían nacido ese año. Sus resultados concluyeron que eran 178 niñas menores de 15 años las que fueron madres.

Sus datos también revelaron que desde la década de los 90, la maternidad de niñas menores de 15 años no bajaba de casos 80 al año. Además, hay que tener en cuenta que muchas menores que se quedan embarazadas abortan, así que según las estimaciones la cifra real asciende a mínimo 500 embarazos al año.

El caso del nacimiento más joven que ha ocurrido en España es de 10 años. La madre dio a luz a su bebé en Jerez, según cuenta el diario El país.

Etiquetas: Infancia, Sociedad
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching.

Participa