Miscelánea

​Los gatos dominan a sus dueños, según revela un estudio

La psicología felina ha 'domesticado' a un animal teóricamente más inteligente: el ser humano.

​Los gatos dominan a sus dueños, según revela un estudio

Imagen: Pixabay

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Algunos investigadores realizan estudios curiosos como el que os vamos a presentar a continuación, estudios que pueden parecer poco creíbles. En ocasiones, algunos de estas investigaciones pueden parecer absurdas o, por el contrario, muy interesantes. Los que tengáis felinos como mascota seguramente recordareis lo que vais a leer en este artículo porque os sentiréis identificados. Algunos, incluso, en la próxima reunión familiar se lo contaréis a algún pariente y añadiréis “lo dicen los científicos” para avalar vuestras palabras.

En este artículo nos hacemos eco de un estudio científico llevado a cabo en 2009 por la Universidad de Sussex (Reino Unido) que afirma que los gatos dominan a sus dueños y que han desarrollado un mecanismo que no falla: los ronroneos.

La clave está en el ronroneo

Si tienes gatos, seguro que te suena esa situación en la que el gato se coloca bajo tus piernas y mientras te roza, hace uso de su arma más poderosa. Puede que el sonido de un ronroneo no suene como una alarma, pero esta solicitud de atención puede privarte incluso de tu sueño. A pesar de que este sonido te pueda resultar molesto a altas horas de la noche, cuando estás tan tranquilo en la cama, un gato puede conseguir que te levantes a llenarle el “bowl” de comida.

De hecho, esto es lo que motivó a Karen McComb a realizar el estudio, una ecóloga conducutual y directora de esta investigación, que habitualmente se despertaba por los reclamos de su gato. Su investigación fue publicada en la revista Current Biology.

La autora observó que los gatos domésticos añaden a su ronroneo habitual un un maullido característico que tiene una frecuencia más alta. Este ronroneo que solo utilizan cuando quieren algo, provoca en los dueños un instinto paternal que permite a los gatos salirse con la suya sin molestar a su amo, afirma la investigación.

“Este ronroneo de solicitación es probablemente más aceptable para los humanos que un meow, que suele ser rechazado, especialmente cuando estás en la cama durmiendo”, explica McComb.

Cómo se llevó a cabo el estudio

Para entender cómo el sonido vocal de los gatos es capaz de manipular a sus dueños, McComb y su equipo realizaron una serie de experimentos. Primero grabaron el ronroneo de diez gatos; algunos cuando estaban solicitando comida y otros cuando no solicitaban nada. Después, cincuenta sujetos escucharon los sonidos al mismo volumen.

Los sujetos evaluaron los ronroneos de solicitación como que “requerían más urgencia” para ser atendidos. Más tarde volvieron a reproducir los sonidos, pero esta vez sin los ronroneos de solicitación. Los sujetos respondieron que las demandas de los gatos eran menos urgentes.

Los gatos domésticos saben lo que quieren y cómo conseguirlo

La autora del estudio sugiere que los ronroneos de los gatos tienen un efecto similar a cuando los llantos de un bebé. Estudios previos sugieren que ambos sonidos comparten la misma frecuencia.

Igual que el llanto de los bebés. los gatos domésticos se han acostumbrado a depender de los humanos, afirma C. A. Tony Buffington, un profesor de medicina veterinaria en la Universidad Estatal de Ohio. “Cada vez que un gato domésticos se encuentra en la situación que quiere algo, va a manipular a sus cuidadores para obtener lo que quiere. Ya sea un ronroneo o cualquier señal que funcione, por ejemplo, rozarse entre los pies de su dueño".

Buffington piensa que este descubrimiento puede tener una utilidad práctica, porque ayuda a saber lo que experimentan los gatos. “Esto es algo que los dueños de mascotas felinas habrán observado, pero que no habrán prestado atención. Ahora ya sabemos que este sonido tiene un motivo”.

Otro estudio afirma que las mujeres desarrollan fuertes vínculos con sus gatos, compatibilidad y atracción mutua

Una investigación llevada a cabo en 2014 por la Universidad de Viena y publicado en la revista Behavioural Processes afirma que la relación entre los felinos y las mujeres tiene un vínculo especial y característico. Los resultados de este estudio sugieren que los gatos no solamente interactúan con sus dueñas, sino que las comprenden y manipulan.

Para este estudio se grabaron distintos vídeos y analizaron las interacciones de 41 felinos con sus dueños (ambos sexos) y se realizaron pruebas de personalidad tanto de los dueños como de las mascotas para después analizarlas. Los resultados mostraron que las mujeres jóvenes y extrovertidas que viven con gatos activos tenían mayor sincronía y comunicación con sus mascotas.

Este estudio también afirmó que los gatos recuerdan los favores y los devuelven después, por tanto, son más propensos a corresponder a las necesidades de sus dueños si ellos han respondido previamente a las suyas.

Los gatos no son manipuladores, y pueden ser una forma de terapia

Pese a que los gatos utilicen la técnica del ronroneo para conseguir lo que quieren, no son manipuladores. De hecho, pueden ser de gran ayuda para muchas personas. La gatoterapia es un tipo de tratamiento que ha sido avalado por la ciencia porque reduce los síntomas del estrés y la ansiedad y combate el bajo estado de ánimo. Además, puede ayudar a muchos individuos a mejorar su salud física y mental y su calidad de vida.

Para saber más sobre la gatoterapia te invitamos a que leas este artículo del psicólogo Bertrand Regader: “Gatoterapia, descubre los efectos beneficiosos de vivir con un gato
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching.

Participa