https://www.flickr.com/photos/vsmithuk/

Varias investigaciones señalan que, aunque pueda parecer una característica trivial, el color de los ojos es un buen indicador de nuestra salud y de los rasgos de personalidad.

La capacidad del color de los ojos para predecir algunos aspectos de nuestra personalidad o salud reside en las múltiples variaciones de los genes involucrados en la gama cromática que encuentra su fenotipo en el color del iris, según ha publicado Medical Daily. Estos genes tienen una influencia decisiva en nuestro cuerpo, y se expresan también en distintos aspectos relacionados con la salud.

Pero veamos detenidamente: ¿qué aspectos puede el color de los ojos revelar sobre uno mismo?

El linaje

En el año 2008, una investigación descubrió que las personas con ojos de color azul están genéticamente relacionadas a un mismo ancestro en común. Fue un individuo que sufrió una extraña mutación genética y que vivió entre hace 6.000 y 10.000 años. Antes de esta eventualidad, los humanos solo tenían un color en sus ojos: el color marrón.

La gestión del dolor

Varios investigadores han sugerido que el color de los ojos puede revelar cierta información sobre la tolerancia al dolor. Un estudio reciente, además, puso sobre la mesa que las mujeres con ojos verdes o azules (tonalidades “claras”) mostraban una menor experiencia de dolor durante el parto en comparación a otras mujeres de ojos oscuros.

Además de esta mayor resistencia ante el dolor físico, las estadísticas señalan que las personas de ojos claros también sufren menos trastornos como ansiedaddepresión. La causa de estas diferencias es, a día de hoy, una incógnita.

Consumo de alcohol

Algunas investigaciones han mostrado evidencias sobre las diferencias entre el consumo de alcohol en personas según el color de sus ojos. Los científicos han revelado que los individuos de ojos claros son más propensos a abusar de las bebidas alcohólicas respecto a las personas con ojos oscuros, puesto que, al parecer, son capaces de tolerar mayores cantidades de alcohol.

Personalidad según el color de los ojos

Una investigación llevada a cabo en Australia demostró mediante análisis de correlaciones que las personas con ojos claros suelen ser menos “agradables” y tienen una mayor dosis de competitividad respecto a las personas con ojos oscuros. Mostrarse agradable es un comportamiento que se vincula típicamente a rasgos como la empatía, la generosidad, la amabilidad o la compasión.

Confianza

Otro estudio sobre las implicaciones psicosociales del color de los ojos estableció que las personas con ojos marrones son percibidas como más dignas de confianza. Esta diferencia fue significativamente notable respecto a las personas con ojos azules. No obstante, el estudio también sugirió que la variable “forma de la cara” también ejercía una gran influencia a la hora de otorgar confianza a otra persona. En este sentido, recomendamos leer el artículo “Morfopsicología: la forma de tu cara indica tu personalidad“.

Con todo, una buena síntesis de la investigación sería concluir que, a pesar de que las caras con ojos marrones son percibidas como dignos de mayor confianza que la de ojos azules, no es el color marrón por sí solo el que causa dicha percepción, sino los rasgos faciales asociados a los ojos marrones.

Salud y enfermedad

Algunas investigaciones han vinculado los colores específicos del iris ocular a ciertas enfermedades como ladiabetes, el vitíligo o el melanoma. Según los estudios, las personas con ojos azules tienen menos propensión a sufrir vitíligo, una patología de la piel que causa la progresiva pérdida del pigmento de ciertas regiones de la piel, y va dejando “manchas blancas” en algunas partes del cuerpo.

Asimismo, la heterocromía (una condición cuyo rasgo perceptible es que una persona tiene cada ojo de un color distinto) puede ser un indicador de ciertos trastornos como el síndrome de Hormer, la iridociclitis heterocrómica de Fuch o el glaucoma pigmentario. También se ha reportado que las personas que sufren diabetes en etapas tardías notan como sus ojos se van oscureciendo progresivamente.

Las personas con ojos claros tienen una mayor sensibilidad a los rayos UV (rayos solares), pues tienen menos pigmento con que protegerlos. En consecuencia, si tienes ojos claros debes cuidarte todavía más de los rayos del sol, porque tienes un mayor riesgo de contraer melanoma de la úvea, que es la capa media del ojo, con lo cual lo más recomendable es que te protejas siempre que puedas con gafas de sol adecuadas.