El yoga, pese a estar de moda en Occidente, es una práctica ancestral que ha demostrado tener muchos beneficios tanto físicos como psicológicos. Para muchos, no es solamente una manera de mantener el cuerpo firme y saludable, sino que es clave para su bienestar mental.

Dada su larga historia y su popularidad en regiones de Asia, actualmente no existe simplemente el yoga, sino que hay, más bien, varios tipos de yoga creados con distintos objetivos. Veamos cuáles son.

Los beneficios del Yoga

Cualquier persona puede aprender a practicar yoga, y por eso tiene tantos adeptos. En la última década, su práctica en Occidente se ha incrementado de tal manera que es posible disfrutar de sus beneficios en cualquier gimnasio o en centros de entrenamiento especializados.

Los beneficios de este arte milenario son los siguientes:

  • Mejora la flexibilidad
  • Reduce el estrés
  • Ayuda en la recuperación física
  • Mejora el sueño
  • Mejora el estado de ánimo
  • Aumenta la fuerza
  • Ayuda a mantener el equilibrio y la coordinación
  • Previene lesiones
  • Mejora la concentración
  • Mejora la resistencia
  • Mejora las relaciones íntimas

Puedes profundizar en estos beneficios en nuestros artículos: “Los 6 beneficios psicológicos del yoga” y “10 beneficios del yoga para deportistas (según la ciencia)

Tipos de Yoga

A lo largo de los siglos, esta práctica ha ido evolucionando y son muchos los tipos de yoga que han ido surgiendo. Son los siguientes:

1. Iyengar

La principal característica de este tipo de yoga es la intensidad con la que debe mantenerse la atención en el presente. Recibe este nombre por su fundador Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyengar. Utiliza accesorios como los bloques de madera, cintas, arneses y tableros de inclinación que ayudan a conseguir posturas más perfectas y permite que los individuos con limitaciones físicas puedan hacer las asanas.

2. Yoga Mindfulness

El Mindfulness Yoga o Yoga Atento hace referencia a un tipo de yoga en el que se trabaja la conciencia plena de la respiración y de la conexión entre el cuerpo y la mente. Es meditación en movimiento, donde lo importante es ser consciente de la unión del cuerpo y la mente y de detectar las limitaciones de cada uno. Se trabaja la autocompasión y el autocuidado.

3. Bikram

Este tipo de yoga hace referencia a una serie de ejercicios, en concreto, 26 asanas exigentes y difícciles de dominar que se llevan a cabo en un espacio en el que la temperatura está a 42°C. Las sesiones duran 90 minutos.

4. Hatha yoga

El Hatha yoga es el más practicado en el mundo. Existen otros tipos de yoga, algunos más mentales y otros que promueven el amor y son más desinteresados. El Hatha Yoga se conoce como yoga físico, y aunque también tiene un componente espiritual (meditación, respiración…), tiene un fuerte componente físico.

5. Anusara

Un tipo de yoga moderno que fue creado en 1997. Se centra en sus asanas que abren el corazón y tienen muy en cuenta los beneficios espirituales y meditativos de esta práctica.

6. Yoga pasivo

El yoga pasivo es una técnica preventiva y relajante, y se trata de una terapia curativa que engloba todos los ámbitos vitales del ser humano: el físico, el mental y el emocional. También recibe el nombre de Masaje Tailandés.

Si quieres saber más, puedes leer nuestro artículo: “Yoga pasivo: descubre los beneficios de estirarte.

7. Vinyasa yoga

Se conoce como Yoga flow y hace referencia a la conexión con la respiración y el movimiento de las asanas. La transición de una a otra es suave. Cada sesión termina en savasana, que es la postura de relajación final.

8. Yoga Ashtanga

Este tipo de yoga también es conocido como “Power Yoga”. Como el anterior, es se centra en la conexión entre las asanas y la respiración, pero los movimientos son más rápidos y físicos.

9. Yoga caliente

Como el Yoga Bikram también se practica en una sala con una temperatura alta. Sin embargo, no contempla la secuencia de 26 posturas del Bikram, sino que se puede emplear cualquier tipo de yoga.

10. Yoga Kundalini

Se centra en la respiración (pranayama) y el trabajo del core, mientras presta atención en desarrollar la conciencia. Cada postura lleva asociada una técnica de respiración distinta, con la idea de que esto intensifique la postura. Un estilo muy espiritual y meditativo.

11. Yoga Yin

Desarrollado por Paulie Zink, es un estilo de yoga lento en el que las posturas se mantienen durante periodos largos de tiempo. Esto ayuda a reforzar el tejido conectivo, mejorar la circulación y aumentar la flexibilidad.

12. Yoga Jivamukti

Es un tipo de Hatha yoga, pero no es solamente un ejercicio físico para mantener el cuerpo en forma o para aumentar la fuerza o la flexibilidad. Este estilo de yoga pretende llevar a la iluminación y se basa en la idea de la unidad de ser, en la que tiene gran importancia la relación con los demás.

13. Yoga Kripalu

Un tipo de yoga que tiene tres elementos característicos: conocer, aceptar y aprender del cuerpo. Se basa en una serie de posturas prolongadas que favorecen la meditación. La persona debe sentir profundamente para encontrar el flujo espontáneo en las asanas.

14. Yoga Restaurativo

Un trabajo que requiere de una meditación profunda, con movimientos lentos. Un yoga de pocas posturas y poca duración, pero con el objetivo de una limpieza psíquica, para sentirse como nuevo.

15. Yoga Sivananda

Una práctica de yoga lento en el que se emplean siempre 12 asanas. Este tipo de yoga tiene su origen en la una filosofía de que la relajación, la dieta, el ejercicio y el pensamiento positivo trabajan juntos para formar un estilo de vida yóguico saludable

16. Viniyoga

Se basa en la idea de adaptar las metas a sus propias necesidades y habilidades. “Vini” hace referencia a diferenciación, adaptación y aplicación apropiada. Es un tipo de yoga novedoso, que no emplea la fuerza y la flexibilidad, si no la facilitación neuromuscular propioceptiva (PNF).

17. Yoga prenatal

El yoga puede ser de gran ayuda para las madres. El yoga prenatal es ideal para aquellas mujeres que estén embarazadas. Gracias al Yoga Prenatal, las futuras mamás podrán cuidar de su cuerpo o mantendrán una mente sana y relajada, además de un parto mucho más relajado.

18. Yoga tántrico

Un yoga que tiene su origen en el control de todas las energías, entre ellas la sexual. Es ideal para practicar en pareja pues favorece la unión y el equilibrio entre las energías masculinas y femeninas.

19. Forrest Yoga

El Forrest Yoga es una práctica que demanda un gran esfuerzo físico y que tiene como objetivo transportar la transformación de la persona más allá de las sesiones de yoga. Tiene como objetivo la superación de los bloqueos emocionales y encontrar el camino a seguir.

20. Ishta Yoga

Este tipo de yoga fue creado por Alan Finger en los años 60 en Sudáfrica. Se basa en la idea de la claridad mental y la generosidad del espíritu. Esta práctica combina los principios de los yogas Hatha y Tantra. .

21.Yoga centrado en el Core

Este es un tipo de Yoga que ha sido creado en los gimnasios de estados Estados Unidos. Nació en Denver en 2002 y, desde entonces, se ha extendido por todo Occidente. Pone su foco de atención en la parte central del cuerpo.

22. Yoga Integral

Un estilo de Hatha Yoga más suave, que tiene su origen en las ideas y directrices de Sri Swami Satchidananda. En un intento por integrar mente, cuerpo y espíritu, este tipo de yoga incluye el canto y la meditación.

23. Yoga Moksha

Fundado en Canadá en 2004, también se conoce como Modo Yoga. Es un estilo que cuenta con 45 asanas llevadas a cabo una sala climatizada, igual que el Yoga caliente.

24. Yoga Sridaiva

Este estilo es muy peculiar, distinto a los anteriores e introduce un nuevo sistema de alineación. Es bastante diferente de otros tipos de yoga en que las rodillas se mantienen dobladas y la pelvis siempre está inclinada hacia adelante. Los defensores dicen encontrar una nueva fuerza en esta alineación.