https://www.flickr.com/photos/nomadic_lass/

Si tienes el privilegio de ser una persona adentrada en el mundo de la relajación y practicas algunas disciplinas como el yoga, puede ser que te hayas percatado de que los instructores suelen usar una intrigante palabra: Namaste

Del mismo modo, también es muy frecuente que hayas oído en alguna ocasión el mismo término en determinados ambientes de profundización en lo espiritual y en ciertas culturas de Asia. Pero, ¿cuál es el significado de esta palabra?

¿Qué significa la palabra ‘Namaste’?

Namaste (también lo puedes encontrar escrito como ‘Námaste’, con tilde en la ‘a’) es un término que proviene del idioma sáncristo (la lengua clásica de la India), y su significado es desconocido por la mayoría de gente justamente por eso: el término Namaste se origina e tierras muy alejadas de cualquier región hispanoparlante. Así pues, en el texto de hoy nos encargaremos de descubrir la historia y aplicaciones de este bello vocablo.

El origen de Namaste

Las raíces etimológicas de la palabra Namaste se encuentran en la atávica cultura hindú. Uno de los muchos idiomas que se hablaban en la geografía india y nepalí es el sánscrito, que es considerado una lengua sagrada para los practicantes del hinduismo. 

El término Namaste, pues, se emplea como una forma tradicional de saludo, tanto en un momento de encuentro como en las despedidas, y se suele hacer el gesto de juntar las palmas de las manos delante del pecho cuando se pronuncia (gesto que se denomina mudra). También se usa para dar las gracias o para pedir algo, y siempre como muestra inequívoca de respeto hacia el interlocutor.

El significado de Namaste

La etimología de la palabra Namaste revela que son dos las raíces que integran el término. La primera de ellas, namas, es un sustantivo neutro que significa algo así como ‘saludo’, ‘reverencia’ o ‘cortesía’, y es una partícula derivada de la raíz nam, cuyo significado es: ‘inclinarse’ o ‘reverenciar’.

La segunda raíz de Namaste está constituida por el pronombre te, que es la segunda persona del singular del complemento indirecto: “a ti”. Por esta razón, una traducción exacta, etimológicamente hablando, de Namaste podría ser: “te saludo”, o “me inclino ante ti”.

Actualmente, el idioma hindi y muchos de sus dialectos emplean el término de forma habitual, siendo una de las muchas maneras de saludar o despedirse de alguien.

Te invitamos a leer este artículo: "20 frases sabias para reflexionar sobre la vida"

Espiritualidad, yoga y Namaste

Antes de nada: si aún no conoces los beneficios psicológicos del yoga, te invitamos a que los descubras leyendo en este artículo

Siendo el significado de Namaste algo tan concreto, ¿por qué razón se emplea tan a menudo en las disciplinas orientales de relalajación y meditación?

El significado espiritual y filosófico del sánscrito concede a Namaste un cariz que escapa de su definición puramente semántica. El budismo incorpora este vocablo a su tradición espiritual.

Según cuentan los expertos, la partícula ‘namas’ puede adquirir el significado de “nada de mí”, acreditando que el ego propio de quien enuncia el término queda reducido a la nada, siendo esto una muestra de la actitud de humildad absoluta respecto al interlocutor. Cuando el saludo Namaste se realiza desde la autenticidad del alma, cuentan, se crea un vínculo genuino entre las dos personas, más allá de intereses, expectativas y roles sociales.

Esencia divina: budismo y purificación del alma

Otra característica interesante de la significación espiritual de esta palabra radica en la creencia de que existe una esencia divina en cada persona. Por tanto, según las tradiciones religiosas en las que se arraiga este término, al decir la palabra Namaste mientras se acompaña de la mudra (las manos unidas en posición de rezo y una tenue inclinación del tronco hacia delante, cuyo significado cultural nace de las religiones orientales), estamos dando fe de la presencia de la esencia de Dios en uno mismo y en la otra persona. Las esencias divinas se reconocen y se saludan.

A pesar de que en las sesiones de yoga se suele emplear Namaste como despedida, al acabar la clase, lo cierto es que es más un saludo que una manera de decir adiós. De hecho, los profesionales de las disciplinas orientales de autoconocimiento recomiendan que Namaste se use en la introducción y los primeros ejercicios de cada sesión, a modo de mantra (aunque no hay ninguna razón basada en el método científico por la que la palabra Namaste deba ser utilizada en un contexto y no en otro). Esta expresión se suele usar en el mundo occidental como forma de expresar buenos deseos hacia el otro.

No obstante, los profesores de yoga prefieren usar el mantra al finalizar la clase, puesto que es ese el momento en que el ambiente y la psique de cada uno de los alumnos se encuentran en una situación más proclive para beneficiarse de Namaste.