A muchos nos fascina la idea de aprender nuevos idiomas, y es que poder interactuar con otras culturas y comunicarse con gente de otros países nos enriquece enormemente. Pero aprender idiomas no es nada fácil, y si bien hay individuos que absorben las nuevas lenguas como si tuvieran un don para ello, la mayoría de los mortales debemos esforzarnos mucho para poder dominar un idioma que no es es nuestra lengua nativa.

Si quieres unos consejos para aprender lenguas,  en este artículo podrás encontrar una lista que te resultará de gran utilidad, pero además te será útil saber cuáles son los idiomas más fáciles y los más difíciles de aprender.

La dificultad de ser políglota

No todos los idiomas son igual de fáciles de aprender, y cabe decir que a la hora de adquirir una nueva lengua la dificultad es relativa. Por un lado, la motivación de la persona y las ganas de aprender son un factor determinante, también lo es vivir en el país donde se habla esa lengua de manera nativa y, lógicamente, siempre será más fácil aprender un nuevo idioma si es similar a nuestra lengua materna. Por ejemplo, si hablamos castellano y deseamos aprender italiano o rumano.

Dando por supuesto que nuestro idioma de referencia es el castellano, a continuación puedes saber cuáles de los idiomas con un número de hablantes bien consolidado y cohesionado y de más de 5 millones de hablantes son más fáciles y más difíciles para ti.

Idiomas más fáciles de aprender

Para los hispanoparlantes, los siguientes idiomas son los que menor dificultad presentan:

1. Catalán

El catalán es un idioma hablado en buena parte del litoral mediterráneo de la península ibérica, así como en las Islas Baleares y algunas zonas de Francia. Curiosamente, la familia de idiomas de la que procede, las lenguas occitanorromances, está más extendida por este último país que por España. Sin embargo, la influencia del idioma oficial en la totalidad del reino de España ha hecho que sea muy fácil de aprender por todos los castellanohablantes. 

2. Italiano

El italiano es un idioma relativamente fácil de aprender para los hispanoparlantes, y no solo por la gran influencia que ha tenido su cultura en los países del Mediterráneo. El italiano también está enraizado en latín, proporcionando gran facilidad en el aprendizaje del vocabulario, pues resulta familiar para los castellanoparlantes. Esta lengua es fácil de leer por quienes hablamos español, excepto algunos fonemas y letras dobles. Las similitudes también son evidentes en la construcción de las oraciones.

3. Portugués

El portugués se habla principalmente en Portugal y el Brasil. Este idioma es primo hermano de la lengua española, y no hay que olvidar que el territorio de Portugal comparte península con España. Por eso comparten grandes similitudes y, de hecho, es parecido a algunos idiomas como el gallego, hablado por parte de los habitantes de España.

4. Francés

El francés es un idioma  ampliamente utilizado tanto en Francia como en muchos otros países alrededor del mundo. Esta lengua hermosa comparte alfabeto y muchas palabras con el castellano. Los hispanoparlantes encuentran en el aprendizaje del francés grandes facilidades, y gran utilidad por tratarse de una lengua importante y muy empleada en Europa.

5. Inglés

Aunque el inglés no es el idioma más fácil de aprender para algunas personas, es uno de los idiomas más accesibles y por eso es el idioma que más se utiliza en el mundo y que más nacionalidades hablan. Uno de los motivos por los que el inglés es fácil de aprender es porque existe una gran oferta formativa para formarse en este idioma y la influencia británica y estadounidense es muy grande alrededor del globo. 

Por otro lado, una gran cantidad de su vocabulario se basa en palabras de raíz latina, algo que no pasa e otros idiomas germánicos como, por ejemplo, el alemán.

6. Rumano

El rumano es, igual que el castellano, una lengua romance, por lo que ambas están emparentadas. Sin embargo, esta última ha adquirido muchas palabras cotidianas de idiomas eslavos y húngaros. Conserva gran parte de la estructura gramatical del latín, aunque los artículos pueden ser complicados de aprender.

7. Griego

Históricamente siempre hemos estado influenciados por los griegos, y aunque en la actualidad la civilización griega esté muy lejos del contexto en el que vivieron personajes como Aristóteles, Sócrates o  Platón, compartimos muchos términos de nuestro vocabulario con el griego. Puede que a la hora de leerlo o escribirlo tengamos serias dificultades, pero al hablarlo los sonidos de las vocales y consonantes son similares a los del español.

8. Afrikaans

El afrikaans es conocido por ser algo así como una versión fácil del holandés, y es una lengua que se habla en Sudáfrica y Namibia. En realidad, tiene muchas palabras que son similares en la ortografía y el significado al inglés y el holandés. Aunque desde el punto de vista de las salidas laborales no interesará a muchas personas, es un idioma relativamente fácil de aprender.

9. Ruso

El ruso es uno de los idiomas más hablados de Europa, y además hay tantos elementos culturales generados en esta lengua que encontrar material para aprenderlo es fácil. Además, los sonidos en los que se basa su pronunciación se parecen a los del castellano, y su vocabulario está muy influido por el latín.

10. Malayo

Aunque la mayoría de sus hablantes se concentren en un lugar del planeta muy alejado de España, curiosamente el idioma malayo es fácil de aprender. Los motivos de esto es que su gramática es relativamente simple, sus sonidos son fáciles de reproducir y, al ser una lengua aglutinante, parte del vocabulario se puede memorizar simplemente añadiendo sufijos y prefijos a otras que ya se conocen.

Idiomas más difíciles

En cuanto a la dificultad, los idiomas más complicados de aprender son:

1. Hindi

Este es el quinto idioma más hablado del mundo debido a su extensión a través de las sociedades de la India, un territorio muy poblado. Además, es capaz de traer de cabeza a cualquier persona que tenga el castellano como lengua materna. No solo su estructura resulta totalmente distinta al alfabeto latino; además, la pronunciación no se parece en nada a la del castellano.

2. Yoruba

Este idioma es hablado por unos 22 millones de personas, fundamentalmente en Nigeria, Togo y Benín. Su relación con el castellano es prácticamente nula, ya que forma parte de las lenguas nigercongolesas.

3. Coreano

El coreano es el idioma oficial de Corea del Norte y del Sur y es hablado por más de 80 millones de personas en todo el mundo. Uno de los idiomas más complicados de aprender.

4. Árabe

La lengua árabe se habló por primera vez durante el siglo VI. Esta lengua, que se utiliza en una amplia gama de territorios, se extiende desde el Oriente Medio hasta el extremo Oeste del Magreb. La mayoría de sus variedades habladas son ininteligibles y se dice que constituyen un lenguaje sociolingüístico.

5. Zulú

El zulú es hablado por unos 9 millones de personas, especialmente en Sudáfrica. Una de sus características que más llaman la atención es el uso de "clics" de lengua utilizadas como consonantes, algo que también ocurre en otros idiomas del continente africano.

6. Tamil

De un modo similar al Hindi, este idioma es tan distinto al castellano en todos los aspectos que resulta difícil encontrar elementos útiles en el castellano de cara a aprenderlo: ni la pronunciación, ni el vocabulario ni la gramática tienen mucho que ver.

7. Tailandés

La lengua tailandesa es la lengua oficial de Tailandia, y pertenece a la familia lingüística Tai-Kadai, donde casi la mitad de sus palabras derivan del Pali o del idioma sánscrito. El tailandés es básicamente tonal y analítico y es conocido por su compleja orografía.

8. Finés

El finés es uno de los idiomas europeos más difíciles de aprender lara un hispanoparlante, entre otras cosas porque ni siquiera pertenece al grupo de las lenguas indoeuropeas. Eso significa que nuestro idioma está más emparentado con el persa que con lo que se habla en Finlandia.

9. Húngaro

El húngaro es la lengua oficial de Hungría, que se habla no sólo en este país, sino también por Eslovaquia, Ucrania, Serbia y Rumania. Pertenece a la familia de las lenguas urálicas, igual que el finés.

10. Chino (mandarín)

Es la lengua más hablada del mundo pues cerca de una quinta parte de la población total del mundo habla chino, principalmente en la República Popular China, Taiwán y Singapur. Este idioma es considerado uno de los más difíciles de aprender, pues el alfabeto es completamente distinto del nuestro y su sistema de escritura se basa fundamentalmente en la memorización de miles de elementos.