Cognición e inteligencia

El efecto Flynn: ¿somos cada vez más inteligentes?

Por todo el mundo ocurre un curioso efecto: el Cociente Intelectual medio ha tendido a subir.

El efecto Flynn: ¿somos cada vez más inteligentes?
Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor en Psicología y Mente

A finales del siglo XX se detectó a nivel mundial una tendencia al aumento en las puntuaciones en tests de cociente intelectual (CI) al comparar generaciones sucesivas. Este fenómeno se conoce como efecto Flynn y es especialmente importante en las poblaciones de nivel socioeconómico bajo.

No obstante los aumentos en el CI debidos al efecto Flynn se han reducido recientemente en los países ricos, hasta el punto de que otros factores lo han superado, haciendo que la tendencia actual en estos lugares sea hacia el descenso de la inteligencia media.

¿En qué consiste el efecto Flynn?

El investigador James Robert Flynn (1934-) ha defendido durante su carrera profesional el hecho de que la inteligencia depende en buena medida de factores ambientales, que hacen innecesario recurrir a explicaciones intergrupales, como la superioridad genética de determinados grupos sociales.

El término “efecto Flynn” fue acuñado por Richard Hernstein y Charles Murray en el libro The Bell Curve (1994). Estos autores lo usaron para describir el aumento en el cociente intelectual que se produce con los cambios de generación, un fenómeno que se ha detectado en numerosas partes del mundo y que Flynn contribuyó a difundir.

El efecto Flynn se produce en la inteligencia fluida, en la cristalizada, en la espacial y en el CI global, pero es particularmente notable en las puntuaciones en el CI fluido. Frente a la inteligencia cristalizada, que depende de la experiencia, la fluida se define como la capacidad para resolver problemas nuevos y se atribuye principalmente a factores biológicos.

Diversos estudios y metaanálisis realizados a nivel mundial confirmaron la naturaleza transcultural del efecto Flynn. No obstante, parece producirse de forma casi exclusiva en las poblaciones de nivel socioeconómico bajo, lo cual indica con toda probabilidad que se relaciona con factores ambientales.

Asimismo la magnitud del efecto Flynn se ha reducido con el transcurso del tiempo, al menos en los países ricos. A esto se suman otros fenómenos que influyen en que en la actualidad la tendencia mundial se haya invertido y sea ahora negativa; más adelante hablaremos de esto.

Explicaciones de este fenómeno

Dado que los aumentos en la inteligencia que se han detectado se han producido de forma demasiado rápida (en ocasiones hasta 10 puntos de CI en 30 años) como para deberse a variaciones genéticas, las explicaciones propuestas para el efecto Flynn se centran sobre todo en el ambiente.

1. Mejora de la escolarización

Algunos autores han propuesto que el efecto Flynn se debe simplemente a un aumento en las tasas de alfabetización, que se asocian con una mejora del CI. Por otra parte, el acceso a una escolarización de alta calidad, especialmente en niños de nivel socioeconómico bajo, podría explicar también una parte de este fenómeno.

2. Compensación de déficits nutricionales

Los déficits nutricionales interfieren en el desarrollo físico de los niños, y por tanto también en el cognitivo. En los lugares donde la alimentación infantil no es adecuada, como sucedía en la mayor parte del mundo hace un siglo o en muchos países de África en la actualidad, las puntuaciones en CI son generalmente más bajas.

Es importante tener en cuenta que estos efectos se solapan con las mejoras educativas a partir de determinada edad. En cualquier caso, se cree que la nutrición puede ser más relevante para el desarrollo intelectual en etapas muy tempranas de la vida.

3. Avances en la medicina

Como la mejora en las condiciones nutricionales, el progreso médico ha permitido el desarrollo saludable de muchas personas. Según algunos estudios resulta particularmente importante la reducción en el número de enfermedades infecciosas, así como en su severidad; este tipo de alteración puede afectar al cerebro si no se trata adecuadamente.

4. Enriquecimiento del ambiente

El propio Flynn defendió en su libro “What is intelligence?” (2007) que cambios recientes en la sociedad han aumentado la capacidad de razonamiento abstracto de la población mundial. Estas variaciones pueden ser de tipo tecnológico o social, principalmente.

Entre los factores relevantes Flynn destaca la familiarización con las nuevas tecnologías, que pueden ser estimulantes para el cerebro, el aumento en la exigencia académica y laboral y el descenso en el número de hijos por familia, que permitiría una mejora de la atención y el cuidado que reciben los pequeños.

5. Familiaridad con los tests de CI

Además de con la popularización de los tests de CI, este factor se relaciona con el aumento en las tasas de alfabetización y con la mejora de la educación formal. La escolarización potencia la capacidad para el pensamiento abstracto y por tanto permite obtener puntuaciones más elevadas en los instrumentos que miden la inteligencia.

En el mismo sentido, el formato test se ha extendido significativamente durante las últimas décadas como forma de prueba educativa, incluyendo pruebas con ítems verbales y matemáticos muy similares a algunos tests de CI. Esto también puede haber influido en la familiaridad con este tipo de pruebas.

¿Somos cada vez más inteligentes?

A pesar de que el efecto Flynn sigue siendo significativo en los niveles socioeconómicos bajos y en los países pobres, estudios realizados en las últimas décadas confirman que la influencia de este fenómeno se está reduciendo a nivel mundial. Esto significa que en la actualidad el nivel de CI medio tiende a bajar, incluso manteniéndose el efecto Flynn.

Según diversas investigaciones, el efecto Flynn ha sido superado por otros factores que favorecen una reducción del CI medio en países como el Reino Unido, Noruega, Dinamarca o Australia. Los expertos predicen además que este descenso continuará al menos durante el resto del siglo XXI en Europa y Estados Unidos, si la tendencia actual se mantiene.

No obstante, se prevé que el aumento en la inteligencia seguirá produciéndose en regiones donde las necesidades de la población están cubiertas en menor medida, como sucede en Latinoamérica, Asia del Este, los países árabes, África y la India.

Por el momento no se han podido determinar las causas exactas de este fenómeno. Hay quien lo relaciona con la llegada de inmigrantes de países con un CI medio inferior, pero la investigación no da soporte a esta hipótesis. A nivel histórico se ha atribuido el descenso de la inteligencia al hecho de que las personas con un mayor CI tienden a tener menos hijos.

Etiquetas: Cognición, Inteligencia
Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor en Psicología y Mente

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, mención en Psicología Clínica.