Cognición e inteligencia

​Acto fallido (parapraxis, lapsus): definición, causas y tipos

Este tipo de errores en la cognición son más comunes de lo que parecen.

​Acto fallido (parapraxis, lapsus): definición, causas y tipos
Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Los actos fallidos son errores en el comportamiento y en la cognición, incluyendo la memoria o el lenguaje hablado y escrito, que según los planteamientos clásicos del psicoanálisis proporcionan información sobre los procesos inconscientes de la persona que los comete.

En este artículo describiremos en qué consisten las parapraxias, qué tipos existen según Sigmund Freud y de qué modo se les otorga significado desde la práctica psicoanalítica tradicional.

¿Qué es un acto fallido?

Las parapraxias, también llamadas actos fallidos, deslices freudianos o lapsus,son fallos en el discurso, en las acciones, en la memoria, en la lectura o en la escritura que, según Sigmund Freud y otros psicoanalistas posteriores, revelan una interferencia de la parte inconsciente de la mente en el comportamiento manifiesto.

Algunos ejemplos de actos fallidos comunes pueden ser olvidar responder a un correo electrónico referente a una entrevista para un puesto de trabajo que no nos convence, decir por error una palabra de contenido sexual ante una persona que nos atrae y llamar a la pareja actual por el nombre de una ex-pareja.

La palabra “parapraxis” proviene de una traducción de la palabra “Fehlleistungen”, utilizada por el propio Freud. La palabra griega significa “otra acción”, mientras que la alemana se puede traducir como “acción errónea”.

El primer acto fallido que registró Freud fue el de un paciente joven que olvidó una palabra al citar un fragmento de La Eneida. El terapeuta determinó a través de la asociación de palabras que el hombre asociaba el término con la sangre, e hipotetizó que lo había bloqueado inconscientemente por tal de evitar recordar un suceso traumático relacionado con esta.

Significado de las parapraxias

La teoría de Freud, y por tanto la práctica psicoanalítica en general, se basa en la creencia de que es posible inferir conflictos e impulsos inconscientes reprimidos a partir de muchas acciones y experiencias en las que interviene esta estructura de la mente.

No sólo los sueños son susceptibles de ser estudiados como manifestaciones del inconsciente; según el psicoanálisis, en muchos casos podemos detectar elementos similares durante la vigilia. Algunos casos son las parapraxias, los síntomas neuróticos, los mecanismos de defensa o el método de asociación de palabras.

Freud escribió que, dado que los actos fallidos ocurren también en personas que no muestran ningún tipo de psicopatología, pueden ser considerados una muestra de que los procesos inconscientes existen también en quienes no sufren neurosis u otros trastornos psicológicos.

Si bien en algunas ocasiones la hipótesis psicoanalítica parece mostrarse acertada, cabe tener en mente que frecuentemente este tipo de errores pueden deberse sólo a factores como el cansancio o el azar. Recordemos que incluso el propio Freud afirmó que “a veces un cigarro es sólo un cigarro” cuando le llamaron la atención sobre su propio hábito.

Tipos de desliz freudiano

Freud describió cuatro tipos de acto fallido: los verbales, o lapsus linguae, los de escritura y dibujo (lapsus calami), los de comprensión auditiva y lectora y los bloqueos de memoria motivados por factores inconscientes. 

A continuación describiremos las características principales de cada uno de ellos.

1. Verbales (lapsus linguae)

Los lapsus linguae son los actos fallidos más comunes y también los más conocidos por la gente en general; por esto último es muy habitual que se utilice la palabra “lapsus” para hacer referencia exclusivamente a las parapraxias de tipo verbal.

Los deslices verbales de personas famosas son muy populares en Internet y en la televisión. Por ejemplo, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España, dijo en 2016 al líder de la oposición parlamentaria: “Lo que nosotros hemos hecho, cosa que no hizo usted, es engañar a la gente”.

2. Gráficos (lapsus manus)

Los lapsus manus, como se denomina a los actos fallidos que se producen en la escritura o en otras manifestaciones gráficas, funcionan de un modo muy similar a los verbales. Igual que estos, en muchos casos pueden explicarse por una disminución en el nivel de atención o de alerta, así como por otros factores similares.

El concepto “lapsus calami” es cercano al de lapsus manus. Se utiliza para hacer referencia de forma exclusiva a los errores escritos, por lo que resulta más restrictivo.

3. De comprensión auditiva y lectora

Este tipo de actos fallidos consisten en entender de forma equivocada algo que hemos oído o leído. Es relativamente habitual que esto suceda en momentos en que tememos que nuestro interlocutor haga mención a un asunto específico, pero también cuando simplemente hay un término muy presente en nuestra mente.

Un ejemplo de este tipo de error puede ser el de alguien que, después de volver de una cita con una persona que le gusta, oye a su pareja preguntar “¿Estabas con tu amante?” en vez de “¿Estabas con tu madre?”.

4. Olvidos simbólicos (lapsus memoriae)

El olvido simbólico o motivado es un tipo de acto fallido que ha llamado especialmente la atención de la psicología. No es raro que la gente olvide acudir a citas médicas o profesionales que les generan un rechazo particular, así como llevar a cabo tareas que no les suscitan interés.

En muchos casos los lapsus memoriae se manifiestan en el lenguaje hablado; así, no conseguir recordar el nombre a una persona en la que no queremos pensar durante una conversación sería un ejemplo de olvido simbólico.

Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, mención en Psicología Clínica.