Pexels

El mundo de la empresa puede llegar a ser confuso a causa de los neologismos y los tecnicismos (a veces, deliberadamente rebuscados) que se utilizan en su seno. Sin embargo, hay ciertas "etiquetas" que, independientemente de si son más o menos complicadas de entender, deben ser bien conocidas por su popularidad e importancia en el ambiente laboral.

Es el caso de siglas como CEO, CTO o CCO, que son abreviaciones de designaciones en inglés utilizadas para referirse a algunos de los puestos de trabajo más importantes de una organización.

Principales siglas de altos cargos y su significado

A continuación daremos un breve repaso a este conjunto de siglas y veremos a qué clase de profesionales hacen referencia. También veremos las principales responsabilidades y competencias que deben tener las personas que ocupan estos cargos.

CEO (Chief Executive Officer)

El significado de Chief Executive Office puede traducirse como Director Ejecutivo. Esta persona se caracteriza por ser la máxima responsable de la gestión y la administración de una empresa u organización en general.

Por consiguiente, es el CEO quien tiene la última palabra en la toma de decisiones (si bien solo interviene en las más importantes), define los objetivos y las estrategias generales que se seguirán para llegar a esas metas. El CEO encarna la filosofía de la organización y conoce los elementos fundamentales que hacen que esta vaya progresando y que todos sus procesos internos se vayan desarrollando del modo adecuado.

Así pues, el rol fundamental de un CEO es el de líder.

CTO (Chief Technology Officer)

El CTO es el responsable específico de la faceta técnica y tecnológica de una organización. Fundamentalmente, es la que controla y supervisa las estrategias tecnológicas se utilizan para desarrollar con eficacia los productos y los servicios con los que se comercializa y el modo en el que estos recursos tecnológicos permiten llegar a los objetivos establecidos.

Por consiguiente, el CTO está relacionado con el mundo de las ingenierías y el desarrollo de producto desde un punto de vista estratégico y centrado en los medios y la ejecución.

CIO (Chief Information Officer)

Al igual que el CTO, el CIO también está muy relacionado con el ámbito de la tecnología. Sin embargo, la misión del Chief Information Officer tiene más que ver con la planificación de procesos y con la creación de canales de comunicación por los que esta pueda fluir para que todos los componentes de una empresa puedan coordinarse bien.

Además, el CIO realiza un "filtrado" de información para detectar oportunidades de mejora en lo relativo al modo en el que los componentes de la organización se coordinan y, en general, se encarga de ofrecer una orientación técnica a la hora de planificar y de crear estrategias de creación o compra de soportes informáticos con los que trabajar.

El objetivo del CIO es, por consiguiente, hacer que todo lo que pasa en la organización se vaya desarrollando con las mínimas fricciones posibles, en el mínimo tiempo posible, y del modo más simple y sencillo, teniendo en cuenta los recursos con los que se cuenta.

CFO (Chief Financial Officer)

El Director Financiero se encarga de gestionar el dinero con el que trabaja la organización y de planificar las estrategias financieras para obtener un capital desde el que trabajar para generar valor añadido. Su tarea es desarrollar un criterio especializado desde el que decidir de qué manera se arriesgará una cantidad de capital para ser invertido en proyectos.

Por consiguiente, está sus decisiones están relacionadas con el modo en el que la organización establece un puente comunicativo con los socios y accionistas.

COO (Chief Operating Officer)

Esta denominación puede ser traducida como Director de Operaciones. Este rol es un apoyo del CEO y por consiguiente se encarga de dirigir y supervisar los procesos de creación y distribución de productos desde una posición en la que estos se ven más al detalle.

CCO (Chief Communications Officer)

Este es el principal alto cargo en la división de la empresa encargada de generar imagen de marca, una buena imagen corporativa, canales de comunicaciones con el exterior y una relación con los medios de comunicación pertinentes.

El objetivo de esta persona es implementar medidas para que la organización transmita la imagen deseada y capte la atención de colectivos y de perfiles de consumidores o clientes señalados. Su ámbito es el de la publicidad y las Relaciones Públicas.

CMO (Chief Marketing Officer)

El principal responsable del marketing de la organización se encarga de crear e implementar las estrategias destinadas a generar un producto o un servicio que sea comprados por los clientes. Por consiguiente, trabaja en la estrategia de comunicación (publicidad y Relaciones Públicas), diseño de producto y servicio, fijación de precio y distribución.

El CMO está totalmente involucrado en las investigaciones de mercado, y es responsable del valor en el mercado del fruto del trabajo de todas las demás partes.