Relaciones Laborales es una trayectoria formativa que a veces pasa desapercibida y que, sin embargo, poco a poco va ganando protagonismo. En tiempos de crisis económica y una alta tasa de paro, se considera una de las salidas hacia el mercado laboral que resultan más solventes a medio y largo plazo.

A continuación puedes ver algunas reflexiones sobre por qué hay buenos motivos para plantearse estudiar esta trayectoria de posgrado.

¿Qué son las Relaciones Laborales?

Estas son el tipo de relaciones que se establecen entre el trabajador y la entidad que contrata la fuerza de trabajo del primero: es decir, el empresario. La persona con formación en Relaciones Laborales pone de su parte para que este encaje entre ambas piezas sea fluido y no descarrile.

Del mismo modo, esta salida profesional permite conocer y dominar el funcionamiento de los aspectos burocráticos relacionados con la gestión de personal y con el modo en el que las organizaciones deben contratar y retener impuestos. Es decir, se tiene en cuenta el vínculo entre la organización y el Estado.

A su vez, las Relaciones Laborales están muy relacionadas con los Recursos Humanos, que se centran más bien en el aspecto más técnico de tratar directamente con empleados o aspirantes a entrar a trabajar con la organización (mediante la selección de personal).

8 ventajas de estudiar esta carrera

Estos son algunos de los puntos clave sobre por qué decidirse por la carrera universitaria o de posgrado de Relaciones Laborales. Algunas hacen referencia al aspecto vocacional y otras al económico. En todo caso, no están ordenadas siguiendo ningún criterio en especial.

1. Muchos lugares en los que trabajar

Una persona licenciada en Relaciones Laborales puede trabajar tanto en la administración pública (a través de oposiciones y concursos públicos) como en el sector privado. Son muchas las organizaciones que necesitan de los servicios de gestorías, asesorías y toda clase de consultoras, y en ellas la figura del experto en Relaciones Laborales es casi imprescindible, ya sean departamentos u organizaciones con varios clientes.

La clave es que, haya o no crisis económicas, las empresas siempre van a necesitar contar con expertos que les permitan relacionarse con su personal.

2. Una trayectoria profesional bien pagada

¿Cuál es el futuro laboral de las personas que decidan estudiar Relaciones Laborales? Económicamente, muy atractivo, según los datos que se barajan. Según la web especializada tusalario.es, en España el sueldo medio de alguien que haya terminado la carrera y tenga poca experiencia en el sector ronda los 2.000€ mensuales. Un oficial de Relaciones Laborales con poca experiencia, por su parte, cobra una media de 3900€.

3. Una carrera basada en las relaciones

Relaciones Laborales, como su nombre indica, se basa en la gestión de las relaciones, tanto las personales como las que nos conectan con las instituciones. Esto hace que sea un área de especialización que está en contacto con varias ciencias sociales, tanto la sociología como la psicología social, por ejemplo. Una buena opción para aquellos que busquen una profesión orientada hacia el lado humano de las organizaciones.

4. Mejorar la productividad con recetas simples

A veces, la productividad de las empresas no exprime todo su potencial simplemente por un problema en el modo de organizarse y comunicarse.

Tener experiencia y formación en Relaciones Laborales permite aplicar estos conocimientos para "desbloquear" estas situaciones y ayudar a que todas las partes salgan ganando. Y, por supuesto, ayuda a hacer que los proyectos personales creados alrededor de una empresa creada por nosotros mismos salgan bien.

5. La posibilidad de ir a trabajar fuera

Como los puestos de trabajo vinculados a la carrera de Relaciones Laborales abundan alrededor del mundo, es relativamente fácil que tengamos la oportunidad de ir a trabajar a otro país a la vez que mejoramos nuestras condiciones económicas. Eso sí, deberemos hacer cursos de introducción al contexto legal del lugar de destino.

6. El poder conocer los aspectos legales del mercado de trabajo

Relaciones Laborales es una forma de conocer los detalles legales necesarios para emprender o para crear empresas sin apenas necesitar asesoramiento externo. Los problemas relacionados con la burocracia y con los aspectos obligatorios vinculados a la contratación de personas son dominados por esta clase de profesionales.

7. Variedad de salidas profesionales

Alguien especializado en este ámbito puede emigrar a muchos tipos de trabajo apenas complementando su formación con algunos cursos. Por ejemplo, se puede pasar a ser auditor, especialista en prevención de riesgos laborales, gestor de Recursos Humanos, inspector de trabajo, etc. Todos estos ámbitos profesionales tienen en común que prestan mucha atención al encaje entre el trabajador y su contexto de trabajo.

De este modo, es posible adaptar los conocimientos adquiridos y aplicarlos a las áreas que mayor interés generan.