Drogas y adicciones

“Sales de baño”: descubriendo la terrible droga caníbal

Las sales de baño, también conocida como "droga caníbal" por sus horribles efectos.

“Sales de baño”: descubriendo la terrible droga caníbal

Imagen: Lawrence OP

Jonathan García-Allen Jonathan García-Allen Psicólogo y entrenador personal en Tarragona y Barcelona | Director de comunicación de Psicología y Mente

Sales de baño: la droga caníbal se extiende en occidente y con ella sus terribles efectos entre los consumidores.

Cuando en 2012, Rudy Eugene, de 31 años de edad, fue abatido a tiros por alborotar las calles de Miami desnudo, atacando a un vagabundo y arrancándole el 75% de su rostro, una droga captó la atención de los medios de comunicación estadounidenses debido a la terrible naturaleza del delito

La noticia sacó a la luz un alucinógeno que se conoce como "sales de baño" y que ha pasado a ser llamada droga caníbal. Aunque es frecuentemente descrita como el "nuevo LSD", las sales de baño, de hecho, no tienen mucho en común con el alucinógeno que se hizo popular a partir de los años 60. Ambos fármacos son drogas sintéticas, pero las similitudes no hacen referencia a los principales efectos de la droga.

El componente activo de la droga caníbal

Mientras que el principal  efecto de la LSD es crear alucinaciones y distorsiones visuales en la percepción de tiempo y espacio, dependiendo de la dosis empleada, las "sales de baño" son, de hecho, un producto químico similar a la anfetamina, al contener metilenedioxipirovalerona (MDPV), mefedrona y pirovalerona. Este cambio en su composición, por supuesto, hace que su encaje en el sistema nervioso humano tenga unas consecuencias diferentes, ya que las repercusiones que tiene en el modo en el que nuestras neuronas captan y emiten neurotransmisores son distintas, tal y como ocurre cuando se suministran psicofármacos legales.

Los efectos de las sales de baño

Las sales de baño se pueden fumar, inhalar o inyectar. Las alucinaciones pueden ser un efecto secundario, pero los principales efectos son similares a los de otros estimulantes, como la cocaína, el cristal o la metanfetamina. Los principales efectos psicoactivos incluyen un  mayor estado de alerta, euforia, agitación, presión arterial alta y aumento del ritmo cardíaco

Los consumidores coinciden al describir una fuerza descomunal, una inhibición del dolor y un calor interno extremo que causa que se desnuden. Pero esos son sólo los efectos menos perjudiciales, ya que en muchas ocasiones se han reportado efectos severos tales como agresividad, paranoia, psicosis,  depresiónpensamientos suicidas e incluso la muerte. De ahí que varias personas hayan convertido esta sustancia en algo que se conoce como "droga caníbal": su consumo hace que se pierda de vista una visión estable de la realidad, y la confusión, sumada a la agresividad inducida a partir de los efectos de la sustancia en zonas del sistema límbico, puede llevar a cometer agresiones brutales.

Pese a que se conoce a esta sustancia como sales de baño, no tiene nada en común con las que utiliza la gente para relajarse en la bañera. En el mercado de la droga, las sales de baño son conocidas también con otras denominaciones como paloma roja, púrpura, onda lunar, marfil puro, droga caníbal, ola de marfil, cielo de vainilla, bendición o relámpago blanco.

Una droga que se extiende a causa de varios factores

La droga caníbal relativamente barata y puede ser encontrada en el mercado por 20 dólares (15 euros). Las sales de baño han sido vinculadas a un aumento alarmante en el número de visitas a las salas de emergencia en todo Estados Unidos.

Los pacientes con el síndrome conocido como "delirio con excitación" tras haber consumido sales de baño también pueden sufrir de deshidratación, deterioro del tejido muscular e insuficiencia renal. Pero lo más alarmante es la agresividad extrema que presentan los consumidores, que ha sido comparada con actos caníbales debido a su brutalidad.

Los primeros resultados indican que esta sustancia sintética tiene un alto potencial de abuso y de adicción. Los consumidores de las sales de baño han informado que la droga desencadena antojos intensos (o una necesidad compulsiva de consumir la droga de nuevo) y que es altamente adictiva. El consumo frecuente puede resultar en la tolerancia, dependencia, y en fuertes síntomas del síndrome de abstinencia si se deja de tomar la droga caníbal repentinamente.

Etiquetas: Adicción, Violencia, Droga
Jonathan García-Allen Jonathan García-Allen Psicólogo y entrenador personal en Tarragona y Barcelona | Director de comunicación de Psicología y Mente

Jonathan García-Allen (Reus, 1983) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, con especialidad en Psicología de las organizaciones. También ha cursado varios posgrados, entre los que destacan el de Gestión de Recursos Humanos por la Universitat Rovira i Virgili, el postgrado en Psicología del Deporte por la UNED y el de Mindfulness por la Universidad de Málaga. Experto universitario en Coaching por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Es fundador y director de comunicación de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias. También es autor del libro de divulgación científica «Psicológicamente hablando: un recorrido por las maravillas de la mente», publicado por Ediciones Paidós.