Psicología educativa y del desarrollo

Psicología de la Educación y Psicología de la Instrucción: diferencias

Estos dos ámbitos de la Psicología se parecen en varios aspectos, pero es posible diferenciarlos.

Psicología de la Educación y Psicología de la Instrucción: diferencias
Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

La psicología de la educación y la psicología de la instrucción son dos de las principales aplicaciones de nuestra ciencia al contexto académico. Ambas procuran trasladar los conocimientos obtenidos por la psicología científica a todo tipo de situaciones de aprendizaje, con un énfasis especial en la educación formal infantil.

Aunque la psicología de la instrucción es considerada generalmente una subdivisión de la psicología educativa, las especificidades de cada una de estas disciplinas hacen que resulte relevante aclarar cuáles son las diferencias entre ellas desde un punto de vista teórico y práctico.

¿Qué es la Psicología de la Educación?

El objetivo general de la psicología de la educación consiste en analizar los factores que influyen en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. En este sentido la disciplina se ocupa de la investigación en torno a estos fenómenos, así como de los modos en que se pueden aplicar tales conocimientos en contextos educativos por tal de favorecer el aprendizaje.

Sin embargo, más allá de estos aspectos la definición de la psicología educativa es ambigua. Esto se debe al hecho de que existen muchos modelos teóricos distintos dentro de la disciplina, así como al lugar intermedio que ocupa la psicología de la educación en relación con la Psicología y con la Educación en sí mismas.

En este sentido, no se puede considerar que exista acuerdo claro en torno a si la naturaleza básica de la psicología educativa es teórica o aplicada, al tipo de contenidos que forman parte de su campo de estudio o a cuáles son sus puntos de unión con otras disciplinas científicas relacionadas con la educación, especialmente en el ámbito de la psicología.

Entre los autores que más relevantes han sido en el desarrollo de la psicología educativa podemos destacar a Burrhus F. Skinner por sus programas de enseñanza programada y de modificación de conducta, a Jean Piaget (pionero de los modelos cognitivos en la psicología del desarrollo y de la educación) y a Urie Bronfenbrenner, creador de la Teoría Ecológica.

Definiendo la Psicología de la Instrucción

Aunque también existe un intenso debate en torno a la definición de la psicología de la instrucción, la mayor parte de expertos consideran que se trata de una vertiente de la psicología de la educación. Así, podríamos decir que no es tanto una disciplina separada como una rama de la psicología de la educación con especializaciones características.

En concreto, podemos decir que la psicología de la instrucción tiene el objetivo de aplicar los conocimientos de la psicología educativa a las situaciones de enseñanza por tal de potenciar la eficacia de los procesos psicológicos y conductuales que se relacionan con estos fenómenos.

Esta focalización en los procesos de cambio implicados en el aprendizaje, especialmente en el de tipo formal, es la característica central de la psicología de la instrucción. No obstante, y como hemos visto, más allá de este aspecto resulta complicado distinguirla de la psicología de la educación.

Las 4 diferencias entre estas disciplinas

Se han descrito cuatro criterios que pueden ser útiles para distinguir entre la psicología de la educación y la de la instrucción: la amplitud del objeto de estudio, la orientación teórica que les sirve de base, el nivel de análisis del que se ocupan y el contexto de aprendizaje al que se refieren.

No obstante, en la actualidad estas 4 diferencias no dejan de ser una propuesta, puesto que la definición de ambas disciplinas se encuentra todavía en disputa. Cabe esperar que a medida que la psicología de la educación y la de la instrucción avancen se profundizará o se minimizará la importancia de los aspectos diferenciales.

1. Amplitud del objeto de estudio

La psicología de la instrucción se ha centrado sobre todo en la educación formal, es decir, en la potenciación de los procesos implicados en la enseñanza y en el aprendizaje de contenidos curriculares preestablecidos. Por contra, la psicología de la educación tiene un carácter más amplio y se aplica a la enseñanza en general, incluyendo la de tipo informal.

2. Orientación teórica y metodológica

La psicología educativa ha bebido de muchos enfoques teóricos y metodológicos a lo largo de su historia; entre estos destacan el conductismo, el cognitivismo, los métodos observacionales o la teoría ecológica. En cambio, la psicología de la instrucción se identifica básicamente con la orientación cognitiva y en ocasiones se la engloba en este ámbito.

3. Nivel de análisis

Mientras que la psicología de la educación se centra en fenómenos amplios que afectan a la educación en general (es decir, tiene una perspectiva molar y macroscópica), la psicología de la instrucción es más molecular y microscópica puesto que estudia aspectos más concretos, por ejemplo limitados a determinados tipos de aprendizaje o de situación.

4. Ámbito de aplicación

Los conocimientos obtenidos por la psicología de la educación se pueden aplicar en cualquier tipo de contexto educativo. Por contra, la psicología de la instrucción se relaciona con la enseñanza formal, intencional y planificada y tiene el objetivo básico de promover el aprendizaje de un determinado tipo de contenido.

Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, mención en Psicología Clínica.