Una de las tareas más importantes es la de educar a nuestros hijos en un tema del que no siempre es fácil hablar, la sexualidad.

Es importante que brindemos a nuestros hijos información veraz, útil y concreta (en ocasiones pecamos de hablar utilizando conceptos abstractos), una información que, al mismo tiempo, transmita nuestros valores que les ayuden a tener una vida más sana. En realidad, los momentos para hablar sobre sexualidad son muchos, la vida diaria está repleta de ellos.

¿Es buena idea hablar a nuestros hijos sobre sexo?

Esta semana, el equipo de Psicología infantil del Instituto de Asistencia Psicológica y Psiquiátrica Mensalus nos habla sobre la importancia de conversar sobre sexualidad con nuestros hijos y recomienda material educativo de interés.

¿Cómo podemos comenzar a hablar con nuestros hijos sobre temas relacionados con la sexualidad?

Los momentos educativos ocurren todos los días. En realidad, estos son los que ayudan a conversar de forma natural. Es común planear “la conversación” con el fin de charlar de todo aquello importante de una sola vez. Habitualmente esta charla resulta incómoda y artificiosa. Los padres terminan frustrados al no saber cómo acercarse al hijo y, en aquellos casos en los que no se ha establecido una buena conexión, sienten que han perdido “la oportunidad” de ofrecer información importante. 

En realidad, los momentos para dialogar sobre sexualidad son muchos, la vida diaria está repleta de ellos. Por este motivo, hablar con los hijos sobre sexualidad es una conversación que se mantiene en el tiempo, es un tema demasiado necesario en sus vidas como para reducirlo a una charla.

¿Cómo puede ser esta comunicación diaria? ¿A partir de qué edad podemos empezar a hablar sobre sexualidad?

Las conversaciones sobre sexualidad surgen a raíz de preguntas que ellos realizan de forma espontánea (tras escuchar un comentario en clase, ver un anuncio de televisión, observar una pareja por la calle, etc.). Es importante comenzar a hablar con nuestros hijos desde muy pequeños. Ellos sienten curiosidad acerca de su cuerpo, consultan las diferencias entre hombres y mujeres, entre ellos y los adultos, entre los distintos tipos de relación, etc.

La curiosidad nos otorga una oportunidad para iniciar un diálogo constructivo. Esta información ayudará al pequeño a elaborar una visión sana sobre su sexualidad y la de los demás, hecho que le permitirá cuidarla y respetarla, dos ingredientes básicos para el fomento de la autoestima.

Por otro lado, no debemos olvidar que los niños están preparados para recibir una información acorde con su momento vital. Dicho esto, cuando hablemos con nuestros hijos sobre sexo, el primer punto básico es adaptar la conversación a su edad. 

Superando tabúes

En general, ¿los padres de hoy en día tienen miedo a hablar sobre sexualidad con sus hijos?

La herencia recibida de generaciones pasadas en la que la sexualidad era un tema tabú, aún toma protagonismo en la actualidad. Los padres se percatan de la necesidad de ofrecer aquella información que ellos no recibieron, es cierto, pero existe un miedo a no hacerlo bien y perjudicar al niño. Las dudas relacionadas con: “quizás aún no tiene que saber nada de todo esto” refuerzan el tabú.

Un espacio en el que hablamos de todo ello son los grupos/escuela de padres. En repetidas ocasiones los participantes manifiestan temor por trasladar una idea equivocada sobre qué es y cómo se vive el sexo. El miedo a que la información genere algún tipo de problema en su desarrollo psicoemocional les lleva a evitarla.

Bien, la respuesta vuelve a ser la misma. Quizás es momento de plantearnos qué necesita el niño (nosotros como padres lo sabemos) dejando a un lado el temor. No existe peor información que aquella que crea miedo y rechazo (recordemos la herencia de generaciones pasadas). Cuando esto ocurre, el resultado es una experiencia negativa en torno al sexo y, en consecuencia, la afectación directa del amor propio.

¿Qué tipo de material didáctico puede ayudar a los padres?

Desde la consulta de Psicología infantil contamos con bibliografía y juegos que resultan de gran ayuda en esta tarea psicoeducativa. 

Concretamente hoy nos gustaría compartir dos títulos. El primero es un vídeo llamado“Nuestro Cuerpo”. Este corto animado está recomendado para niños de 3 años en adelante y explica las diferencias corporales entre sexos.

Puedes ver el vídeo a continuación:

El segundo es un libro titulado “Cuéntamelo todo: 101 preguntas realizadas por niños y niñas sobre un tema apasionante” de Katharina Von Der Gathen. Esta pedagoga sexual sacó de un buzón anónimo las notas manuscritas con las preguntas realizadas por algunos alumnos y alumnas de tercero y cuarto de primaria que asistieron a sus charlas sobre el cuerpo, el amor y la sexualidad. En el libro se recogen las más destacadas y se les da respuesta. El resultado es realmente interesante.

¿Qué mensaje os gustaría transmitir a todos los padres que están leyendo esta entrevista?

Desde Psicología Infantil insistimos en la importancia de vivir con naturalidad el propio cuerpo y la sexualidad para ayudar al niño a integrar los cambios propios de cada etapa desde la aceptación. Así mismo, responder dudas entorno a un tema tan vital, le ofrece la seguridad necesaria para vivir y respetar su cuerpo (algo que, posteriormente, se trasladará a otros contextos vitales). 

Es necesario brindar información veraz, útil y concreta (en ocasiones pecamos de utilizar demasiados conceptos abstractos), una información que, al mismo tiempo, transmita nuestros valores acerca de la sexualidad. Tal y como comentábamos, todo ello facilitará la toma de decisiones responsables en el terreno sexual.

Así mismo, recordamos la importancia de escuchar activamente las preguntas y explicaciones que formulan los pequeños (en ocasiones puede resultar tentador interrumpir su discurso para corregir o frenar). De este modo les demostraremos interés, generaremos un feedback que propiciará nuevas conversaciones y les ayudaremos a explicar sus ideas y construir un discurso coherente. Nuevamente su autoestima quedará reforzada al percatarse que su voz importa.

Material recomendado:

  • Libro: “Cuéntamelo todo: 101 preguntas realizadas por niños y niñas sobre un tema apasionante” de Katharina Von Der Gathen. Puedes comprarlo en este enlace.