El deporte y las variables psicológicas que influyen en él mejorando o empeorando su rendimiento ha sido un tema de estudio de gran interés durante las últimas décadas. Todo esto, encuadrado dentro del descubrimiento y desarrollo de la psicología positiva, ha llevado a diferentes investigadores a plantearse qué factores están estrechamente relacionados con el bienestar psicológico en los deportistas y cuáles son sus beneficios.

En este artículo haremos una revisión de los beneficios que aporta la práctica deportiva al bienestar psicológico junto con el equipo de UPAD Psicología y Coaching, uno de los mejores centros de psicología deportiva de la Comunidad de Madrid y de nuestro país.

El ejercicio y sus efectos sobre la mente

La psicología positiva tiene como objetivo integrar todos aquellos conceptos relativos al bienestar, la felicidad y los enfoques más optimistas de la mente humana para potenciar el desarrollo personal, entre otras cosas. Es dentro de esta corriente donde el concepto de bienestar psicológico toma forma.

El bienestar psicológico es un conjunto de variables que engloban diferentes aspectos de nuestra vida y el grado de satisfacción con ellos. Términos como Autoaceptación, Relaciones Positivas, Autonomía, Dominio del Entorno, Propósito en la Vida y crecimiento Personal son algunos conceptos que cobran gran importancia en el bienestar personal.

En esta línea, diferentes estudios demuestran que la gente se percibe como razonablemente feliz indiferentemente de su edad y su sexo o cultura, valorando de manera muy parecida las fuentes de la felicidad. Sentirse feliz es más adaptativo a la hora de afrontar y superar adversidades que se planteen a lo largo de la vida.

En el ámbito deportivo, las investigaciones centradas en encontrar la relación entre la actividad deportiva y el bienestar psicológico son cada día más populares. En edades tempranas como la adolescencia, donde es muy importante generar hábitos saludables de vida entre los cuales se encuentra el deporte, se han obtenidos resultados que contribuyen a reforzar la importancia que tiene la adopción de dichos estilos de vida activos, ya que estos se relacionan positivamente con diferentes factores que incrementan el bienestar psicológico, como son la valoración de uno mismo, la percepción de salud y la satisfacción vital en global.

El resultado de este tipo de estudios nos lleva a afirmar que el bienestar psicológico está asociado a la práctica de actividad física. Entre otros aspectos, las personas que realizan regularmente ejercicio físico se perciben más saludables, con menor estrés y presentan mejor estado de ánimo que aquellas otras que no realizan ningún tipo de actividad física.

El efecto del deporte sobre el bienestar psicológico

Las variables más populares que están estrechamente relacionadas entre el deporte y el bienestar psicológico son: cognición, afrontamiento, afecto positivo y autoeficacia, y es que aquellas personas que realizan actividad deportiva tienden a tener mejores resultados en todas ellas.

A continuación se explica cada una de ellas más detenidamente:

1. Cognición

La manera que tenemos de ver y entender el mundo, las ideas, pensamientos y creencias que tenemos acerca de nosotros y de todo lo que nos rodea está estrechamente relacionado con nuestro bienestar. A través del deporte en edades tempranas se puede potenciar el desarrollo intelectual del niño e incluso está comprobado que ejecutar ejercicios físicos muy breves pero intensos presenta una mejora en sus capacidades mentales como la atención.

2. Afrontamiento

Está demostrado que aquellas personas con alto bienestar psicológico utilizan estrategias de afrontamiento orientadas hacia el problema y la emoción versus aquellos que muestran bajo bienestar, los cuales tienen una forma de afrontamiento más pasiva y centrada en la evitación. Todo ello tiene que ver con el rol que tomemos a la hora de afrontar una situación o problema. 

Tenemos dos opciones: asumir nuestra responsabilidad en la situación y mejorar todo aquello que está en nuestra mano o huir del problema, responsabilizar de todo a los demás y salir airoso. De ambas opciones obtendremos un aprendizaje muy valioso que puede mejorar o entorpecer nuestro nivel de vida dándonos más o menos capacidad de decisión y autonomía.

3. Afecto positivo

La calidad que tengan nuestras relaciones personales, será un factor determinante en nuestra valoración de satisfacción vital. El deporte y más concretamente el que se desarrolla en equipos, fomenta la construcción de entorno social más amplio en el que compartir emociones, pensamientos y sensaciones sobre todo en etapas de desarrollo, donde el círculo social es de vital importancia.

4. Autoeficacia

Se define como las creencias en la propia capacidad para organizar y ejecutar las acciones requeridas y para manejar las situaciones futuras. Si creemos que podemos llegar a un objetivo, encontraremos los recursos para lograrlo.

La Psicología deportiva es un ámbito prometedor

Los nuevos campos de la psicología en los que se encuentra la psicología positiva, están aportando nuevas visiones y líneas de investigación en diferentes ámbitos. Dentro del deporte, en las últimas décadas se han intensificado la utilización de conceptos relacionados con las emociones positivas, la resiliencia y en definitiva la percepción positiva de acontecimientos, a primera vista negativos (como por ejemplo una lesión), de los cuales obtener una experiencia personal para aprender y que nos ayude a obtener el bienestar deseado.

Obtener y mantener el bienestar psicológico a través de la reinterpretación de situaciones, valoraciones positivas y generación de emociones que lo favorezcan es una de las funciones de la psicología deportiva en este momento.

Si estás buscando optimizar tus niveles de bienestar personal a través del deporte puedes encontrar más información en la web de UPAD Psicología y Coaching donde encontrarás grandes profesionales de la Psicología Deportiva.