Cultura

20 películas sobre Psicología y trastornos mentales

Ficciones cinematográficas en la que la psicología es la protagonista.

20 películas sobre Psicología y trastornos mentales
Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

La psicología también tiene su lugar en el séptimo arte. Desde luego, prácticamente cualquier película puede ofrecer una lectura psicológica de sus personajes o de la manera de pensar de quien la ha dirigido. De hecho, no solo la gran pantalla nos ofrece tramas con alto contenido psicológico, sino que las series de TV también lo están consiguiendo:

"Series psicológicas: 20 series que todo psicólogo debería ver"

Y, obviamente, los documentales también pueden dotarte de amplios conocimientos sobre la materia:

"15 documentales sobre Psicología absolutamente imprescindibles"

Sin embargo, el listado de películas sobre psicología que encontrarás a continuación está especialmente recomendado para toda aquella persona interesada por estudiar y comprender esta disciplina y los contenidos que trabaja:

Películas sobre psicología de ayer y de hoy

Empecemos con la recopilación de cine psicológico. 

1. El príncipe de las mareas (1991)

Melodrama romántico dirigido por Barbra Streisand basado en el libro homónimo escrito por Pat Conroy. Aunque es una historia basada en el amor y el perdón, también habla sobre los traumas de la infancia y la huella que pueden dejar en la vida adulta en forma de TEPT. Muy recomendable.

2. La escafandra y la mariposa (2007)

Esta es una película que se centra en las consecuencias psicológicas de sufrir un impedimento físico. El protagonista, antiguo redactor jefe de la revista Elle, queda encerrado en su propio cuerpo debido al llamado síndrome de enclaustramiento, incapaz de mover nada de manera voluntaria salvo un ojo. Este ojo será a partir de ese momento la única ventana de comunicación que lo mantendrá en contacto con el resto de personas y que le permitirá escribir un libro autobiográfico, el mismo en el que se basó esta película y con la que comparte nombre. 

La película, además de contener una importante carga emocional, es una reflexión sobre las relaciones entre la mente (o, mejor dicho, la consciencia) y el propio cuerpo.

3. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975)

En esta película protagonizada por el ínclito Jack Nicholson se muestran problemas esenciales de la tradición en la que se basan muchas instituciones mentales: la sobrediagnosticación, la minusvaloración del interno como agente responsable de su propia vida, el encasillamiento de las personas usando etiquetas diagnósticas, y los métodos invasivos para cambiar los patrones de conducta. Está basada en la novela homónima de Ken Kesey y en su momento cosechó muchos premios debido a su perfecto acabado técnico y el mensaje humanista que transmite.

4. Memento (2000)

Combina una ejemplificación perfecta de lo que es la amnesia anterógrada (un trastorno en el que no se forman nuevos recuerdos) con una manera de narrar que nos hace comprender mejor este tipo de trastorno. La película está compuestas por dos tipos de escenas, unas en blanco y negro y otras en color, que se suceden hacia adelante y hacia atrás en el tiempo para dejarnos en todo momento con la sensación confusa de que nos falta algo para entender lo que está pasando. La película también nos hace preguntarnos dónde queda la propia identidad cuando la memoria no está ahí para conectar todas las experiencias que vivimos.

5. Take Shelter (2011)

Un padre de familia normal y corriente empieza a ceder al miedo de un posible apocalipsis sin estar sujeto a ninguna explicación racional. A partir de ese momento, entra en una espiral de decisiones precipitadas sin que sepamos si tiene motivos para obrar así o se trata de delirios. Esta película puede ser incluida en un listado de películas sobre psicología por las sensaciones que nos hace experimentar, aunque lo que intenta explicarnos es más una metáfora sobre el estilo de vida americano, profundamente basado en la propiedad privada, que una ilustración sobre los mecanismos mentales de la paranoia.

6. Funny Games (1997)

Una familia de veraneantes es secuestrado en su propia casa por una pareja de hombres que van vestidos como jugadores de golf. A partir de esa premisa, el director austriaco Michael Haneke dedica más de una hora a mostrarnos lo que ocurre cuando la psicopatía se combina con altas dosis de mala fe y ánimos por eliminar al prójimo. El corte realista de la película se combina con un componente de metaficción en las que el espectador es interpelado directamente por lo que está viendo, lo cual no ayuda a hacer más liviana la película. También hay ocasiones en las que se hace referencia al hecho de que todo lo que ocurre forma parte de una película en la que prima la voluntad de la pareja de golfistas, lo cual refuerza la sensación de que lo tienen todo bajo control y que detrás de su aparente impulsividad hay un marco de racionalidad perversa. Película no recomendable para estómagos sensibles.

7. Soy un cyborg (2006)

Mucho más lírica que la anterior, Soy un cyborg es una película ambientada en Corea del Sur en la que una joven es internada en un psiquiátrico a causa de sus alucinaciones. Se trata de una película de amor en la que el pretendiente, que también está internado, va escalando los peldaños de la realidad paralela que ha creado la protagonista, comprendiendo su lógica oculta, para ayudarla. Una película curiosa y profunda a la vez.

8. El experimento (2001)

Un listado con películas sobre psicología no puede excluir la vertiente social de nuestro comportamiento. El experimento es una película basada en el experimento de la cárcel de Stanford, que se realizó en año 1971 bajo la batuta del psicólogo Philip Zimbardo

En él, varias personas son asignadas de manera aleatoria a dos categorías: guardianes de una cárcel ficticia y presos de la misma. Durante este experimento, que terminó de manera precipitada al escapar del control de los experimentadores, se pudo ver hasta qué punto los elementos sociales tan superficiales como la pertenencia a un grupo puede hacer cambiar totalmente la moralidad de las personas. Si estudias psicología, deberías ver esta película cuanto antes.

9. Mejor... imposible (1997)

El trastorno obsesivo-compulsivo es retratado aquí con humor. Melvin Udall (otra vez Jack Nicholson) construye su día a día a partir de pequeñas rutinas inquebrantables y una habilidad única para resultar detestable. Udall va dejando que las compulsiones y los patrones repetitivos de conducta vayan dictando su vida hasta que llega un día en el que una novedad se cruza en su camino y cambia su carácter para bien.

10. La naranja mecánica (1971)

Uno de los grandes clásicos de Stanley Kubrick, basado en una novela del mismo nombre. El protagonista está acostumbrado a una vida de violencia y descontrol a causa de un probable trastorno antisocial de la personalidad. Cuando es encarcelado, un grupo de técnicos decide probar con él un método para suprimir los impulsos violentos mediante una buena dosis de psicología conductista. La película habla sobre la creencia en pequeños resortes invisibles que activan patrones determinados de conducta al margen de la voluntad de la persona. Esta distopía futurista es considerada por muchas personas como la reina de las películas sobre psicología al centrarse tanto en los mecanismos psicológicos como en una discusión sobre le existencia de estos y del papel de la psiquiatría moderna.

Otras películas psicológicas

Aquí tienes otras películas relacionadas con la psicología que te pueden interesar.

11. El Show de Truman (1998)

Una de las películas más conocidas de las protagonizadas por el actor Jim Carrey, que en esta ocasión abandona el registro cómico que le caracteriza para encarnar a un hombre que ha vivido toda su vida en un gigantesco plató de televisión sin saberlo. Por cierto, esta obra dio nombre a un tipo de delirio descubierto recientemente.

12. The Witch (2015)

Una película estrenada recientemente y que ha cosechado una gran fama. Narra la vida de una familia de colonos norteamericanos que se trasladan a un asentamiento aislado en el bosque para empezar una nueva vida. El choque entre la presencia de una bruja en los alrededores de su casa y la fuerte fe religiosa de la familia hará que poco a poco vayan surgiendo ideas delirantes.

13. American History X (1998)

La historia de dos hermanos skinheads de ideología nacionalsocialista que poco a poco van saliendo de la espiral de odio en la que viven. Las personas interesadas en la psicología social encontrarán en esta película una interesante historia acerca de la formación de fronteras que separan el intragrupo, aquellos con los que nos identificamos, del exogrupo, aquellos con los que tratamos de competir.

14. El silencio de los corderos (1991)

Un thriller estadounidense que se ha convertido en una de las películas psicológicas de culto más recordadas. Basada en la novela homónima del escritor Thomas Harris, muestra una parte de la vida de Hannibal Lecter, un psicópata caníbal con un historial como asesino en serie. 

15. Yo soy Sam (2001)

La historia de un hombre con discapacidad mental interpretado por Sean Penn que lucha por todos los medios por mantener la custodia de su hija. Para ello cuenta con la ayuda de una abogada (Michelle Pfeiffer) que poco a poco irá viendo en su cliente un ejemplo de dignidad y determinación. Esta película habla sobre la fuerza de voluntad y la motivación que lleva a una persona a romper los límites que creía que la limitaban.

16. La Llegada

Una excelente película psicológica que utiliza los recursos del género de la ciencia-ficción para explorar dos temas muy relacionados con la psicología y la psicolingüística: el duelo producido por la muerte de un ser querido y la hipótesis de Sapir-Whorf, según la cual nuestros pensamientos y nuestra manera de vivir as experiencias dependen del tipo de lenguaje que estamos acostumbrados a usar. La excusa para hablar sobre estos temas fascinantes es es la llegada de formas de vida alienígenas a la tierra y la necesidad de entablar relaciones diplomáticas con ellas sin saber cómo se comunican.

17. El cisne negro (2010)

Una de las películas psicológicas más conocidas del director Darren Aronofsky. El cisne negro habla sobre cómo la necesidad de buscar la perfección sin límite, la competitividad y la falta de momentos de intimidad pueden llegar a apoderarse de una persona hasta romper su mente.

18. Taxi driver

Un clásico del cine. Habla sobre un hombre que, para combatir su insomnio y su aburrimiento, decide empezar a trabajar como conductor de taxi durante las noches, Poco a poco tratará de encontrar un cometido relevante para dar sentido a su existencia, aunque esto le ponga en peligro a él y a otros.

19. Rain Man (988)

Si lo que buscas es una película de psicología que muestre muchas de las características asociadas al autismo Rain Man es una muy buena opción. En ella Dustin Hoffman interpreta a un hombre que presenta un Trastorno del Espectro Autista (TEA) y que empieza a relacionarse con un hermano al que apenas conoce.

20. Una historia casi divertida (2010)

Craig, un adolescente con depresión severa es destinado a un centro psiquiátrico. Allí, como la zona de personas de su edad está llena, deberá convivir con los adultos, lugar en el que entablará amistad con un hombre llamado Bob (Zack Galifianakis) y Noelle (Emma Roberts), otra chica de similar edad.

¿Quieres más películas?

Te proponemos más películas, esta vez relacionadas con el campo de la Filosofía:

"10 películas filosóficas sobre la identidad"
Etiquetas: Ocio, Cultura
Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

Licenciado en Sociología por la Universitat Autónoma de Barcelona. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Posgrado en comunicación política y Máster en Psicología social.