Psicología clínica

​La innovadora Terapia de Realidad Virtual y sus aplicaciones

Una innovadora terapia que ya ha reportado efectividad en casos de ansiedad y depresión.

​La innovadora Terapia de Realidad Virtual y sus aplicaciones
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

En la actualidad, la depresión y los trastornos de ansiedad se han convertido en los trastornos mentales más comunes en nuestra sociedad. A lo largo de los años se han propuesto distintas metodologías para abordar su tratamiento. Uno de los más recientes es la Terapia de Realidad Virtual.

Esta forma de terapia permite revivir situaciones de manera virtual, para que los pacientes experimenten de manera segura distintas situaciones problemáticas. Los datos de distintas investigaciones muestran resultados positivos con pocas sesiones de tratamiento.

La Terapia de Realidad Virtual para el tratamiento de la depresión

Un estudio llevado a cabo por la University College London (UCL) y el Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) sugiere que la terapia de realidad virtual (TRV) puede llegar a ser una forma de tratamiento para la depresión en el futuro. La investigación se llevó a cabo con 15 sujetos que sufrían un trastorno depresivo. La edad de los participantes oscilaba entre los 23 y los 61 años, y los resultados fueron positivos en el 60% de los casos.

Gracias a que el coste del hardware se ha abaratado y su funcionalidad se ha incrementado, los estudios en esta línea de investigación han aumentado en los últimos años. Aún y así, hasta el momento, pocos habían tratado la depresión ya que se centraban en trastornos de ansiedad. La investigación realizada por la UCL y el ICREA utilizó técnicas que ya habían mostrado su efectividad en otras formas de terapia, como la Terapia de Estrés Postraumático.

Para esta investigación y tras colocarle el casco de realidad virtual a los participantes del estudio, el tratamiento empezó con el paciente observando su propio cuerpo en un espejo. Esto elicitó la encarnación o la ilusión de que el avatar (identidad virtual) era su propio cuerpo. Después se les pidió a los paciente que mostraran compasión por un niño angustiado. Tras ocuparse de él, éste dejó de llorar y respondió positivamente. Después, la imagen cambió de perspectiva (a la visión del niño) y el niño veía (es decir, los sujetos) a un adulto diciendo sus propias palabras y gestos.

La importancia de la autocompasión

Este escenario de 8 minutos fue repetido en tres ocasiones en un periodo de tres semanas. De los sujetos participantes, 9 de 15 mostraron una reducción significativa de la sintomatología depresiva. Ahora bien, a pesar de que los resultados son positivos, la falta de un grupo control hace necesario realizar más investigaciones para confirmar estos resultados.

El Dr. Chris Brewin, director del estudio y profesor de psiquiatría, explica: “La autocompasión es importante ya que calma los sentimientos de angustia, porque de lo contrario la angustia puede tomar el control y es realmente insoportable”. El autor, añade: “Ahora sabemos que muchos pacientes con depresión y otros trastornos tienen problemas reales para ser compasivos hacia ellos mismos, aunque a menudo son muy buenos a la hora de ser compasivos con los demás”.

La Terapia de Realidad Virtual para el tratamiento de la ansiedad

Pero la terapia de realidad virtual no solamente se ha mostrado efectiva para el tratamiento de la depresión, sino que para el tratamiento de la ansiedad hace tiempo que se utiliza. Son varias las empresas que han empezado a incluirlo como uno de sus servicios, porque ha mostrado su efectividad en distintos trastornos de ansiedad, especialmente para el tratamiento de fobias. Por ejemplo, es posible recrear a través de la realidad virtual el entorno de un avión mientras vuela. También ha mostrado su efectividad para ayudar a hablar en público.

Esta técnica también ha sido empleada para el tratamiento de pacientes trastorno de estrés postraumático (TEPT), que sufren esta condición debido a una agresión sexual, a un accidente de coche o un ataque terrorista, como el atentado que ocurrió el 11 de septiembre en Estados Unidos, y en el que hubo miles de afectados. Los investigadores afirman que, además, también ha mostrado efectividad con trastornos de la conducta alimentaria o el alcoholismo. La idea es que cuando una persona se encuentra en un entorno tridimensional y seguro, pueden afrontar el problema o las personas que provocan ansiedad de forma más efectiva.

La TRV ayuda al paciente a hacer frente a las emociones duras de manera segura

Uno de los mayores expertos en la aplicación de esta técnica es Skip Rizzo, director de investigación de realidad virtual en medicina del Instituto de Tecnologías Creativas, de la Universidad del Sur de California. “Cuando se habla de experiencias traumáticas como la vivencia de una guerra o una agresión sexual, se trata de eventos que cambiarán a alguien para toda la vida" explica Rizzo. “No estamos creando violaciones digitales aquí. Nuestro objetivo es conseguir que una persona esté más cerca de hacer frente a las emociones duras de manera segura" añade éste.

Por tanto, ¿es la Terapia de Realidad Virtual el futuro de la psicología? Eso lo dirá el tiempo.

.

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.

Participa