El síndrome amotivacional es una condición psicológica que se caracteriza por la pérdida de interés de las situaciones sociales sociales y la participación en actividades de todo tipo. Uno de sus rasgos característicos es la marcada apatía.

Este síndrome tiene mayores probabilidades de aparecer en aquellas personas que consumen cannabis durante un largo periodo de tiempo. En este artículo nos adentraremos en este fenómeno y respetaremos sus características más importantes.

Síndrome motivacional: ¿qué es?

El síndrome motivacional presenta muchas similitudes con la depresión, pues la persona siente sin ganas de hacer nada y proyecta una intensa apática, pero también se siente distante respecto a sus emociones y las de los demás.

Según algunas investigaciones, la principal causa de síndrome amotivacional se encuentra en las partes frontales de nuestro cerebro, aquellas que están implicadas en el comportamiento social, la motivación o la capacidad de razonamiento.

Causas

Los estudios sugieren que es muy característico de las personas que consumen marihuana, por lo que suelen aparecer en individuos que hacen uso de esta droga. Aunque existen muchos defensores del consumo de cannabis, en el artículo “Marihuana: la ciencia revela sus efectos en el cerebro a largo plazo” ya te contamos algunos de los efectos secundarios que tiene esta sustancia en los consumidores habituales y crónicos.

Ahora bien, los expertos afirman que la aparición de esta condición no es exclusiva del consumo de marihuana, sino que está asociado con el uso frecuente de sustancias que causan gratificación instantánea

En realidad, muchos individuos que consumen marihuana no sufren de este síndrome, por lo que algunos investigadores sugieren que la personalidad de algunas personas puede ser la causa principal de su aparición. Dicho de otro modo, podría ser que los individuos que sufren este síndrome estén predispuestos a sufrirlo, y la marihuana sería un factor desencadenante.

De todos modos, no están claras sus causas, por lo que todavía queda mucho trabajo en esta línea de investigación.

¿Qué caracteriza a este síndrome?

Aunque las causas no estén muy bien definidas, las características y los síntomas del síndrome motivacional sí que lo están. Pero, ¿cuáles son estas características? En las siguientes líneas te las explicamos.

1. Apatía

Como ya se ha comentado, la apatía es uno de los síntomas característicos del síndrome amotivacional. Esto quiere decir que la persona vive en un estado de desinterés permanente y se siente desmotivado respecto a su vida y el entorno que le envuelve. Nada llama su atención ni hace que se siente con ganas de hacer cosas.

2. Sin planes futuros

Puesto que en el presente se siente en un estado apático y sin interés, esto también se manifiesta en el futuro. La persona carece de objetivos vitales, algo que encaja perfectamente con la falta de desinterés que sufre. Su futuro no le preocupa, igual que tampoco lo hacen las personas que le rodean.

3. Pasividad

La apatía en estas personas no solamente se muestra respeto hacia sí mismas y sus objetivos, sino que, como he comentado, un individuo también se muestra pasivo frente al entorno y los estímulos que le envuelven. Tiene serias dificultades a la hora de realizar actividades y prestar atención a cualquier tarea.

4. Conformismo

La falta de objetivos vitales imposibilitan su desarrollo personal y le convierten en una persona conformista. La persona vive en su zona de confort, de la cual es incapaz de salir. Se vuelve perezoso y tiene un estado de ánimo en el que le pesa el cuerpo a la hora de realizar cualquier actividad.

5. Pérdida de principios

La persona vive inmersa en una realidad en la que nada le interesa, carece de principios e ideales, y su vida en sí deja de tener sentido. No hay motivación para actuar. Y hacer cualquier cosa es como caminar cuesta arriba.

6. Falta de emoción

La persona no solamente no conecta con sus ideales, sino que es incapaz de vivir sus emociones y sentimientos. No los experimenta, ni hacia sí mismo no hacia los demás. Incluso las buenas noticias carecen de sentido.

7. Aislamiento

Esto causa que la persona se aísle, deje de tener contacto con otros. Es decir, que la motivación no es solamente en referencia a las actividades, como podría ser si fuese un vago, sino que tampoco parecen importarle las relaciones interpersonales. No se interesa por nada ni por nadie.

8. Introversión

La persona adopta una actitud introvertida, en la que dirige su atención hacia sus eventos internos y sus pensamientos. Su capacidad de atención externa se minimiza.

9. Tristeza

Los individuos con síndrome amotivacional también pueden sentir una gran tristeza, pues no son conscientes de por qué se sienten así. Es decir, la persona tiene serias dificultades para identificar el motivo de su desinterés.

10. Falta de afecto

La falta conexión emocional va acompañada de una falta de afecto, por lo que no se identificará con nadie ni estrechará lazos con los individuos de su entorno.

11. Deterioro de las habilidades sociales

Esto también se puede observar en el deterioro de habilidades sociales y con un desinterés en la comunicación con otras personas. La persona tiene serias dificultades para relacionarse con otros y, como he dicho anteriormente, tiende al aislamiento.

12. Disminución de la concentración

Puesto que la persona invierte sus recursos atencionales en la atención interna, su atención externa tanto amplia como estrecha se ven afectadas. Esto le causa dificultades a nivel cognitivo, pues la persona tiene dificultades para procesar la información. Su memoria también se ve afectada.

13. Lentitud de movimiento y disminución de los reflejos

La la actitud de apatía y la disminución de la atención también afecta a su capacidad de realizar movimientos. No solo eso, sino que también presenta lentitud de reflejos y otras alteraciones psicomotoras.

14. Abandono del cuidado personal

La desmotivación y el desinterés se manifiesta asimismo en su cuidado personal, y la persona deja de cuidarse, arreglarse e incluso asearse.

15. Dificultad en las relaciones sexuales

El desinterés por las relaciones sexuales también es una realidad, y puede dejar de tener relaciones sexuales. Esto puede complicar su vida sexual, y pueden aparecer diferentes problemáticas como las comentadas en el artículo “Los 8 problemas sexuales más frecuentes y cómo tratarlos