Psicología clínica

​Prozac de Séneca: una herramienta para dejar de sufrir

Buscando herramientas terapéuticas más allá de lo convencional.

​Prozac de Séneca: una herramienta para dejar de sufrir
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

En una sociedad tan demandante como en la que vivimos, que muchas veces exige más de lo que nos devuelve, resulta fácil que nuestra salud emocional se vea afectada. Especialmente, si convivimos con la “happymania”, es decir, la obsesión por ser felices.

Desde hace solamente unas décadas, el felicismo está en todos lados: las investigaciones científicas, los libros “best-sellers”, nuestros estados en las redes sociales… Solo hay echar un vistazo a nuestro alrededor para observar que nos hemos empeñado en crear un relato feliz de nuestras vidas.

¿Son los antidepresivos y los ansiolíticos la solución a nuestra tristeza y ansiedad?

Y es que parece que está prohibido no ser feliz, cuando es imposible estarlo las 24 horas del día, los 365 días del año. En las sociedades modernas como, por ejemplo, la estadounidense, el consumo de psicofármacos como el prozac, llamado la droga de la felicidad, va en aumento año tras año. La depresión y la ansiedad están al orden del día, y por eso pocos no conocen medicamentos como el tranquimazin o el valium.

Pero combatir nuestra tristeza o nuestra ansiedad solamente con estos medicamentos no es una estrategia eficaz: no elimina el sufrimiento, sino que calma los síntomas durante un tiempo. Esto es lo que pretende explicar el libro llamado Prozac de Séneca, una obra con una base filosófica-psicológica. Para su elaboración, el autor, Clay Newman, se ha inspirado en frases reveladores de Séneca, el máximo exponente del estoicismo. Sus pensamientos son una fuente de sabiduría para la felicidad.

Un libro con tintes terapéuticos

Este libro es una especie de medicina, una forma de terapia para ayudarnos a vivir un poco mejor. Porque tal y como el autor afirma: “nunca hemos sido tan ricos en lo material, pero tan pobres en lo espiritual”. La idea de este texto es dejar atrás los fármacos como el prozac o el valium y construir una personalidad más adaptativa, además de ayudar a las personas para que sean mentalmente más fuertes.

Artículo recomendado: "12 características de las personas mentalmente fuertes"

Un libro para concienciarnos de que la medicación no es la solución para los desajustes emocionales. Porque es más útil conocer las causas del malestar y trabajar para dejar de sufrir. El Prozac de Séneca promueve la filosofía estoica y proporciona la dosis necesaria de sabiduría para aprender a ser feliz. Newman defiende que los valores como la humildad, la auto-aceptación, la compasión y la confianza, entre otros, son inherentes a la condición humana. Sin embargo, es necesario conocer esta filosofía y tener la voluntad necesaria para hacerla efectiva.

En definitiva, se trata de dejar atrás lo que impide a las personas ser felices. Esta obra literaria permite desarrollar la honestidad, la humildad y la consciencia, la compasión, el desapego y la aceptación.

Quizás te interese: "10 hábitos diarios que mejoran tu equilibrio emocional"

Prozac de Séneca: algunas frases del libro

A continuación puedes encontrar algunas de las mejores frases de este libro.

1. A la vida no le importa lo que tú quieres. Su función es darte en todo momento lo que necesitas

La vida tiene en cuenta cómo nos adaptamos al medio, no nuestros deseos y nuestras motivaciones. Eres tú quien tiene que luchar por tus sueños.

2. Dado que partes de la carencia y la sensación de vacío, quieres a los demás en la medida en que te llenan y te procuran satisfacción

Solemos buscar la satisfacción en otros cuando deberíamos centrarnos en lo que nos satisface a nosotros. Una gran enseñanza para la vida.

3. El propósito de tu vida consiste en aprender a ser feliz y a estar en paz contigo mismo para poder amar la vida tal como es

Trabajar en el amor propio y en la autoaceptación es una de las claves de la felicidad.

4. La verdadera seguridad no está relacionada con tus circunstancias externas, las cuales están regidas por leyes universales que no puedes controlar. Más bien se trata de un estado emocional interno que te permite vivir con confianza, coraje y valentía

Crear una personalidad fuerte solo se consigue cuando estamos en paz con nosotros mismos.

5. ¿Hay alguien que te caiga mal o que no soportes? ¿Alguien que sólo de verlo ya te ponga de mala leche? Si es así, te doy la bienvenida en nombre del colectivo de la raza humana. Acabas de identificar a uno de tus «maestros espirituales»

Somos humanos y sentimos emociones que, a veces, no son del todo agradables.

6. Lo mejor que puedes hacer por la humanidad es ser feliz y aprender a estar en paz contigo mismo

Cuando estás bien contigo mismo os demás también lo notarán de manera positiva.

7. La única Verdad que merece ir con mayúsculas es el Amor

El amor es una experiencia que nos puede hacernos inmensamente felices o tremendamente infelices.

8. El verdadero desapego surge cuando comprendes que nadie hace feliz a nadie

Depender de los demás es inversamente proporcional a la felicidad.

9. ¿Acaso nosotros somos perfectos? ¿Por qué, entonces, exigimos perfección a los demás?

Podemos ser muy exigentes con los demás cuando, en realidad, nadie es perfecto.

10. La adversidad es ocasión de virtud

Los malos momentos son ocasiones para crecer que no debemos desaprovechar.

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.