Pixabay

Los datos publicados por la Organización Mundial de Salud (OMS) en Octubre del 2015 arrojan cifras preocupantes, pues se calcula que la depresión afecta a unos 350 millones de individuos en todo el mundo. Los expertos llevan tiempo avisando de que la depresión se ha convertido en la enfermedad más común del siglo XXI, junto con el estrés y la ansiedad.

Esta patología se manifiesta con variaciones frecuentes del estado de ánimo y con serios problemas emocionales que afectan al día a día. Es un problema serio al que tienen que enfrentarse millones de personas, porque afecta al trabajo, a la familia, tiene un efecto negativo en las relaciones interpersonales y, en el peor de los casos, puede llevar al suicidio.

Psicólogos, ¿los profesionales más deprimidos?

Se suele hablar mucho del estrés o el burnout en el trabajo, pero la depresión también es un problema serio en el entorno laboral. En este contexto, además de un gran malestar y sufrimiento, la depresión provoca un descenso del rendimiento, accidentes, así como a continuos cambios en el personal. Algunas investigaciones estiman que entre el 15% y el 30% de los profesionales padecerá algún tipo de problema de salud mental durante su vida laboral, entre ellos, el trastorno depresivo.

Un estudio coordinado por la Dr. Marta Torres que se llevó a cabo en un centro de salud de Lleida (España), analizó 275 procesos de baja laboral ocasionados por problemas de salud mental durante un año. El análisis de los datos aportó información interesante, afirmando que la depresión era causante del 68 por ciento del total de casos analizados. Por tanto, es la causa más frecuente de baja laboral, seguida de la ansiedad (12%), los trastornos mixtos ansioso-depresivos (9%), alteración de la afectividad (2%) y otras alteraciones de la personalidad asociados como el abuso de sustancias tóxicas. Según este estudio, el 55 por ciento de los pacientes con depresión tiene más de 40 años, siendo la mayoría de los casos mujeres.

La crisis económica ha empeorado la situación

Los profesionales de la salud son el sector que más ha sufrido este trastorno, y una investigación reciente que se realizó en Estados Unidos concluye que los médicos y los dentistas son los colectivos con mayor tasa de depresión y suicidio. Pero en España, la situación no es más esperanzadora. La crisis económica en la que vive inmersa el país se ha agravado en los últimos años y las condiciones laborales han cambiado para muchos empleados.

Los recortes por parte del gobierno, las nulas expectativas de mejora, los salarios bajos y el estrés fruto de la carga de trabajo excesiva y el escaso reconocimiento por la labor que realizan estos profesionales, entre otros factores, contribuyen a alimentar una situación que para muchos se ha vuelto desesperante.

El psicólogo Arturo Torres, colaborador habitual de la revista Psicología y Mente, explica: “La depresión es un problema serio y real que afecta a las distintas áreas de la vida de una persona. Tiene un impacto en el rendimiento laboral, pero las condiciones laborales también afectan a la persona y pueden provocar situaciones problemáticas a nivel emocional, así como depresión. Este es un tema especialmente delicado para muchos jóvenes, que ven con pesimismo el futuro”. Además, Torres sostiene que: “El trabajo es una de las claves del bienestar de un individuo, y ante las pocas expectativas de mejora, muchos jóvenes deciden irse a probar suerte fuera dejando todo detrás. Se van incluso a Latinoamérica, algo impensable hace unos años”.

Los psicólogos también sufren depresión en el trabajo

Por culpa de la crisis, hemos visto a muchos colectivos salir a la calle en busca de mejoras laborales y sociales. Como los enfermeros, los profesores, los juristas, etc. Pero uno de los colectivos que no hemos visto manifestarse y de los que apenas se habla son los psicólogos. ¿Los psicólogos no han sufrido la crisis? Según el psicólogo Arturo Torres, los psicólogos se encuentran en una situación dramática. “En España, tienen serias dificultades para encontrar empleo, ni siquiera encuentran trabajo precario y eso si que es alarmante. La gran mayoría de compañeros de mi profesión o están en paro o trabajan en otros gremios como la hostelería” afirma Torres, que concluye que “los psicólogos no tienen expectativas de futuro en este país”.

Pero, entonces, ¿los psicólogos también sufren depresión? Así es. Un estudio publicado en el Reino Unido asegura que casi la mitad de los psicólogos (un 46%) padecen esta patología. La encuesta fue realizada por la British Psychological Society, y recoge 1.300 testimonios en los que la mayoría de psicólogos declaran sentir burnout, baja moral y niveles altos de estrés. Parece mentira que los profesionales encargados de tratar la depresión estén igual de deprimidos que los pacientes.

¿Sufren estrés y burnout los psicólogos?

Además del 46% de psicólogos que aseguran estar deprimidos, el 49.5% se sienten fracasados y el 70% encuentra su trabajo estresante. Estos resultados se presentaron en la conferencia Psychological Therapies in the NHS que se realizó en Londres, y los datos mostraron un aumento del 12% en el estrés de los profesionales de la psicología con respecto al año anterior, es decir, el 2014. Por otro lado, los casos de bullying se habían duplicado de un año a otro.

El profesor Jamie Hacker Hughesm, presidente de la British Psychological Society dice: “La salud y el bienestar laboral son de vital importancia y deberíamos ser conscientes de ello. He trabajado y dirigido los servicios NHS (Servicio de Salud del Reino Unido) y he podido ver con mis propios ojos el efecto del estrés, la sobrecarga de trabajo, la incorrecta supervisión y el burnout”

Tras estas conclusiones, las organizaciones líderes en la salud mental del Reino Unido se han comprometido a apoyar un esfuerzo cooperativo para mejorar el bienestar y la resiliencia de los psicólogos que prestan un servicio clave para la sociedad. En colaboración con el New Savoy Partnership y el Public Health England, la British Psychological Society ha elaborado una Carta para el Bienestar y la Resiliencia del personal de la Psicología (Charter for Psychological Staff Wellbeing and Resilience).

Los psicólogos también somos personas

Después de los resultados del estudio llevado a cabo en el Reino Unido, será necesario saber si en España ocurre lo mismo y, por otro lado, si sucede lo mismo en otros ámbitos de la psicología, no solo la clínica. Hay muchas ramas de la psicología, como la psicología de las organizaciones o la psicología social, en la que los psicólogos también desempeñan una gran labor.

Lo que es importante entender después de esta encuesta es que los psicólogos también son personas. Sufren, lloran, se estresan y pasan por etapas difíciles en su vida. Los psicólogos no viven en otro planeta, sino que también se ven afectados por el entorno y por la realidad que nos envuelve. De hecho, es requisito indispensable para un psicólogo clínico que sea lo más objetivo posible en su trabajo, y eso, en muchas ocasiones, requiere pasar por consulta para encontrar el equilibrio emocional. ¿Suena raro que un psicólogo vaya a otro psicólogo? Pues no tendría que serlo.