La heminegligencia, o negligencia espacial unilateral, es un desorden neurológico que se expresa de un modo muy extraño en los pacientes que la padecen. En concreto, hace que la persona, manteniendo aparentemente un grado normal de consciencia, sea incapaz de reconocer estímulos que le llegan de uno de los lados de su cuerpo.

En este artículo puedes ver los síntomas asociados a la heminegligencia, sus posibles causas y los tratamientos relacionados con la intervención médica apropiada para este tipo de pacientes.

¿Qué es la heminegligencia? Entrando en detalle

La heminegligencia puede hacer referencia a dos fenómenos parecidos. Por un lado, puede utilizarse para referirse a un síntoma, y por el otro también es posible utilizarlo como equivalente a la denominación de "síndrome de negligencia unilateral", que es el desorden neurológico al que corresponde el síntoma.

Como síntoma, la heminegligencia es la incapacidad para advertir de manera consciente elementos que llegan desde uno de los lados con respecto al eje que atraviesa el propio cuerpo desde la frente hasta la nuca.

Por otro lado, el síndrome de negligencia unilateral es el cuadro clínico de una persona que aparentemente no presta atención a nada que esté situado a uno de sus lados (o, dicho de un modo más técnico, uno de sus hemicuerpos), lo cual significa que ni lo percibe de manera consciente ni realiza acciones ubicadas en esa mitad del hemicuerpo.

Por ejemplo, una persona con heminegligencia no será capaz de advertir un perro que esté situado a la izquierda de su campo visual, pero tampoco será capaz de afeitarse completamente la barba: sólo se rasurará la mitad de la cara.

Por otro lado, si se le pide a una persona con negligencia que dibuje una plaza tal como la está viendo, solo dibujará una mitad, pero si se la cambia de posición y pasa a mirarla desde el lado opuesto al anterior, dibujará la mitad que había quedado omitida y no la otra.

La prueba del reloj para detectar este síndrome

Así pues, una de las pruebas típicas utilizadas en clínicas para saber si una persona presenta heminegligencia consiste en pedirle que dibuje un reloj. Si padece este síndrome, tan solo dibujará una de las mitades, y la otra o no quedará dibujada o parecerá claramente "atrofiada". 

Normalmente, el hemicuerpo que queda "ignorado" por las personas con heminegligencia es el izquierdo, por lo que el reloj quedará dibujado de un modo que la manecilla no pueda ir más allá de las 6 o las 7.

Síntomas

Algunos de los síntomas típicos del síndrome de la negligencia espacial son los siguientes:

  • Incapacidad para detectar hechos que ocurren en una de las mitades del campo visual.
  • Problemas para advertir sonidos leves que son captados principalmente por el oído del hemicuerpo que queda afectado.
  • Incapacidad para dibujar una de las mitades de una escena o figura.
  • Problemas para vestirse, afeitarse o mantener la higiene personal.
  • Desorganización en las cadenas de acciones que emprenden.
  • Desorientación frecuente, al no saber cómo se ha llegado a los sitios, o no reconocerlos.
  • Los problemas de memoria son habituales.

Causas de la negligencia espacial unilateral

Las causas más frecuentes de la heminegligencia acostumbran a ser accidentes isquémicos que dejen sin circulación sanguíneas a ciertas partes del cerebro y maten las neuronas de esa zona. Así pues, el infarto cerebral suele estar en el historial médico de este tipo de pacientes.

Es un problema de atención

Aunque la heminegligencia parezca ser un problema que deje totalmente ignorada una de las mitades del cuerpo (y del campo visual) lo cierto es que fundamentalmente es un problema de atención que afecta a la información que llega desde uno de los hemicuerpos. Esto se sabe porque, a un nivel inconsciente, se ha visto que las personas que presentan esta condición neurológica sí reaccionan ante estímulos captados solo desde el lado afectado.

Por ejemplo, si se les muestra el dibujo de una casa cuy lateral izquierdo está en llamas, asegurarán ver una casa normal. Sin embargo, si justo después se les pide seleccionar ciertas palabras, tienden a elegir aquellas relacionadas con el campo semántico del fuego y los incendios.

Además, si se les presenta una fotografía de dos personas estando un amigo o familiar situado a la izquierda, dirán no ver a nadie conocido, pero las partes del cerebro que se activan al ver algo familiar se activarán, algo que no ocurrirá al presentar dos fotografías de personas desconocidas. 

La heminegligencia hace que la percepción de la información que llega por la izquierda (normalmente) quede enmascarada, pero eso no significa que no exista en ningún grado de intensidad. No se trata de "ceguera" a una mitad del cuerpo.

Tratamientos

Normalmente, la enfermedad que produce la heminegligencia es lo suficientemente severa como para que este desorden nunca llegue a desaparecer del todo, si bien puede mejorar un poco con el tiempo, a causa de la plasticidad neuronal

Por eso, los tratamientos usados son paliativos, relacionados con el aprendizaje de métodos para llevar un día a día lo más normal posible. Eso sí, casi siempre necesitarán asistencia habitual.