https://www.flickr.com/photos/adampenney/

Un estudio realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Brown, en el estado de Rhode Island, sugiere que alrededor del 50% de los casos diagnosticados de Trastorno Bipolar podrían ser equivocados.

La sobrediagnoticación del Trastorno Bipolar

Dicho informe es uno de los últimos que han surgido en la Universidad de Brown, en los Estados Unidos, con el objetivo de optimizar la evaluación de diagnóstico, y supone un frente común de colaboraciones entre investigadores académicos y personal sanitario del ámbito psiquiátrico. El estudio se realizó en base a entrevistas tomadas a 800 pacientes psiquiátricos usando un test de diagnóstico integral la Entrevista Clínica Estructurada para los Trastornos DSM. Los encuestados también respondieron a un cuestionario en que debían precisar si habían sido diagnosticados con Trastorno Bipolar o con Trastorno Maníaco-Depresivo.

146 de esos pacientes indicaron que habían sido diagnosticados previamente como Trastorno Bipolar. No obstante, los investigadores se percataron de que sólo 64 de los pacientes sufrían de TB en base a sus propios diagnósticos mediante la prueba SCID.

Polémica: la sobrediagnosticación bajo lupa

Los investigadores barajan algunas hipótesis explicativas ante estos sorprendentes resultados que sugieren una demesurada diagnosticación de casos de Trastorno Bipolar. Entre ellas, se especula con una mayor propensión de los especialistas a diagnosticar TB frente a otros desórdenes más estigmatizadores y para los cuales no hay un tratamiento claro. Otra teoría explicativa atribuye la responsabilidad en la sobrediagnosticación a la publicidad agresiva de los fármacos usados en los tratamientos por parte de las empresas farmacéuticas. Muchos profesionales y científicos han puesto en relieve recientemente que el TDAH podría estar siendo también diagnosticado en exceso.

Los investigadores insisten en la necesidad de utilizar métodos estandarizados y validados como el SCID para la obtención de diagnósticos fiables.

Referencias bibliográficas:

  • Zimmerman M., (2008) ¿Es el trastorno bipolar diagnosticado en exceso? Journal of Clinical Psychiatry.