https://www.flickr.com/photos/big-bubble-blooming/

Un estudio asocia causas genéticas que podrían causar trastornos alimentarios

Un grupo de investigadores estadounidense ha detectado genes concretos que podrían incrementar el riesgo de sufrir algunos desórdenes de la alimentación como la anorexia nerviosa y la bulimia.

“Existen dos mutaciones genéticas que aparentan asociarse con un mayor riesgo de desarrollar este tipo de desórdenes”, apuntan los miembros del equipo de investigación de la Universidad de Iowa y la Universidad de Texas Southwestern Medical Center.

El estudio muestra que los genes interaccionan en el mismo sentido de señalización en el cerebro y que las dos mutaciones acaban desencadenando el mismo efecto biológico.

Para detectar este fenómeno, los estudiosos han analizado las familias numerosas con al menos un miembro con desorden alimentario.

Los trastornos de la alimentación y sus factores culturales

Los resultados apuntan que esta investigación abre un campo de análisis para tratar de comprender más profundamente los trastornos asociados a la alimentación, y aunque en muchos casos la influencia de la cultura y los ideales de belleza de la publicidad juegan un papel determinante, el campo de investigación sobre la influencia de ciertos genes en el desarrollo de este tipo de patologías puede despejar nuevas incógnitas y abrir nuevas vías hacia un mejor diagnóstico y comprensión de las enfermedades.

Asimismo, el estudio sugiere que las mutaciones responsables de reducir la actividad de la proteína receptora de estrógeno alfa, cuya función es movilizar la expresión de otros genes, amplifican el riesgo de sufrir estas alteraciones.