A pesar de que normalmente hablemos acerca de la memoria como si fuese un todo, lo cierto es que existen varios tipos de memoria, cada uno con su propia lógica interna. Además, cada una de estas memorias almacena una clase diferente de información. Por ejemplo, la memoria emocional almacena información relativa al estado emocional, mientras que la declarativa trabaja con información que puede ser verbalizada.

Al igual que hay diferentes formas de memoria, la amnesia, que es una alteración dañina en el funcionamiento de este proceso cognitivo, no siempre se manifiesta de una misma manera.

En este artículo veremos las características de la amnesia global transitoria, uno de los trastornos de la memoria más extraños.

¿Qué es la amnesia global transitoria?

Conocemos como amnesia global transitoria un trastorno por el cual la persona no es capaz de recordar los eventos que ha vivido durante los últimos minutos u horas y alguna información poco importante acerca de lo que le ocurrió hace tiempo, si bien preserva los recuerdos relacionados con su propia identidad y es capaz de formar nuevos recuerdos.

Así pues, los síntomas de este tipo de amnesia se centran en el pasado, y no en la capacidad para transformar eventos del presente en recuerdos. Se trata por consiguiente de una amnesia de carácter retrógrado, porque afecta solo a la recuperación de recuerdos ya almacenados.

Así pues, una persona que presente amnesia global transitoria puede preguntarse "¿cómo he llegado aquí?" y no saber lo que ha ocurrido durante su desplazamiento hacia el lugar que ocupa en el presente, i bien sí recuerda su nombre y, probablemente sus características y rasgos de personalidad, lazos familiares y de amistades, lugar de trabajo, etc.

Síntomas

Los principales síntomas de la amnesia global transitoria son los siguientes:

  • Confusión
  • Ansiedad al no recordar los eventos más recientes
  • Es frecuente el enfado y la sensación de que "alguien me ha gastado una broma"

Por otro lado, también hay que destacar que durante las crisis producidas por este tipo de amnesia a persona no pierde la consciencia en ningún momento, tal y como podrá asegurar cualquier testigo en caso de que lo hubiera.

Además, los síntomas de la amnesia global transitoria deberían desaparecer antes de que hayan pasado 24 horas desde su inicio (normalmente no duran más de 8 horas), y no deben quedar dañadas otras funciones cognitivas. Además, durante este ataque de amnesia tampoco deben aparecer síntomas asociados a la epilepsia.

En caso de que estos últimos criterios no se cumplan, se considera que se ha sufrido otro tipo de amnesia.

Curso de este trastorno

La amnesia global transitoria llega de forma abrupta y, como hemos visto, sin que haya pérdida de consciencia. A medida que pasa el tiempo, normalmente a partir de las dos horas desde su inicio, los recuerdos que habían quedado "bloqueados" vuelven a ser accesibles, de manera gradual (los primeros en ser "recuperados" acostumbran a ser los más antiguos).

Causas

Las causas que producen la amnesia global transitoria no están claras, y probablemente no hay una sola, sino varias.

Por ejemplo, se ha hipotetizado que en algunos casos sus síntomas pueden ser debidos a una deficiencia del riego sanguíneo en pequeñas partes del cerebro, de modo que no queden secuelas detectables.

Pequeños accidentes isquémicos podrían hacer que las capacidades cognitivas que tienen lugar en el cerebro se vean trabadas o incluso impedidas por un tiempo, hasta que este conjunto de órganos se logre recuperar de este problema.

Por otro lado, también es posible que ciertos sucesos traumáticos lleguen a afectar a la memoria. Sin embargo, esta explicación tiene un fallo, tal y como veremos.

Diferencias con otros trastornos de la memoria

Hay que tener en cuenta que la amnesia global transitoria es relativamente benigna, ya que sus efectos desaparecen en pocas horas y por definición no deja secuelas. Sin embargo, puede llegar a confundirse con otros tipos de amnesias. Un efecto similar podría ocurrir con los grandes esfuerzos o con los cambios bruscos de temperatura.

El la amnesia global, por ejemplo, se olvidan muchas cosas sobre lo que ocurrió en el pasado, pero esta información no se recuperará. Por otro lado, en la amnesia inducida por drogas se conoce una causa concreta que produce los síntomas.

En cuanto a los eventos traumáticos, se sabe que estos son capaces de hacer que por un tiempo no almacenemos información acerca de lo que ocurre en el presente, debido a la secreción de corticoides sobre una zona del cerebro conocida como hipocampo. Sin embargo, esto no es lo que ocurre en la amnesia global transitoria, ya que en esta última el problema está en acceder a recuerdos ya almacenados, no en almacenar nuevos recuerdos. Por ello, su carácter es puramente retroactivo, mientras que el estrés de los momentos traumáticos tiene efectos en forma de amnesia anterógrada, que se sepa.