Albert Ellis (1913 - 2007) fue uno de los psicólogos más influyentes del siglo XX y una de las figuras más destacadas en el ámbito de la psicología tras su rompimiento con la escuela psicodinámica. 

Fue el creador en una de las teorías que han revolucionado los fundamentos y la metodología en el tratamiento de los problemas emocionales y psicológicos, se ha ganado un puesto de honor entre los más grandes psicólogos. Hablamos hoy de Albert Ellis y la TREC.

Albert Ellis y la Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC)

Su teoría (la Terapia Racional Emotiva Conductual) es muy conocida y aunque muchos psicólogos no comparten sus principios, otros en cambio se van incorporando a esta línea, encontrando en ella una buena base para seguir desarrollando su profesión y el tratamiento adecuado a cada trastorno, de acuerdo a las exigencias actuales en el campo de la psicología clínica.

Albert Ellis nació en Pittsburg en 1913 y estudió en la Universidad de Columbia (Nueva York), especializada en formar a profesionales del Psicoanálisis. Allí obtuvo su doctorado en el año 1947. Ellis se percató pronto de las limitaciones que presentaba la teoría de Sigmund Freud y, decepcionado por los pocos resultados que obtenía con sus pacientes, fue abandonando progresivamente la teoría psicoanalítica para comenzar a trabajar en su propia teoría. 

Ya por el año 1953 rompe totalmente con el psicoanálisis y comienza a desarrollar un tipo de psicoterapia que llamaría Terapia Racional Emotiva, un tipo de psicoterapia de orientación cognitivo-conductual.

La TREC: ¿en qué consiste?

Pero, ¿en qué consiste la Terapia Racional Emotiva? Se sabe que Ellis recibió formación en el campo de las letras. Entre sus estudios tuvo mucho que ver la filosofía, la cual serviría de base primordial para el posterior desarrollo de su teoría. Ellis consideraba que su teoría se podía resumir en la frase del famoso filósofo griego estoico Epíteto, el cual afirmaba que “Las personas no se alteran por los hechos, sino por lo que piensan acerca de los hechos"

Ellis desarrolló su teoría ejemplificándola como se muestra en este gráfico:

Albert Ellis consideraba que los problemas conductuales y emocionales podían tener su génesis a partir de sus tres fuentes: la del pensamiento, la emocional y la conductual. Enfatizó en cómo los pensamientos inciden en las alteraciones psicológicas.

Ellis (1995) afirmó que las personas son en gran parte responsables de sus sentimientos perturbados, que son generados tanto consciente o inconscientemente. Por ende, esas mismas personas disponen de todos los recursos para poder modificar sus pensamientos y traer a sus vidas estados duraderos y estables.

El vínculo entre el pensamiento y la emoción

Según Ellis, esto demuestra cómo se relacionan el pensamiento y la emoción. Ellis afirmaba que lo que causa la alteración o dificultad emocional no es lo que sucede en el punto A, sino que las personas crean una estructura de creencias en el punto B y refuerzan estas creencias en una forma negativa y muchas veces perjudicial, lo cual se manifiesta en las reacciones conductuales o emocionales: el punto C, según Ellis (1962).

Este cuerpo teórico y la terapia que surgió del mismo motivó muchas críticas por parte de algunos profesionales del campo de la psiquiatría y de la misma psicología, al afirmar que pecaba de un exceso de "racionalismo” lo que causaba que la teoría se percibiera como no muy viable y poco científica. No obstante, el tiempo dio lugar a numerosos estudios e investigaciones sobre casos en donde se ha había aplicado la TREC, obteniendo una alta confiablidad y excelentes resultados. Es por eso que la TREC, desde que fue creada por Albert Ellis hasta la actualidad se encuentra en la vanguardia de las psicoterapias.

Los estudios que Ellis desarrolló a lo largo de su vida tuvieron sus frutos. Actualmente, en su instituto ubicado en la cuidad de Nueva York se sigue trabajando en la formación de psicoterapeutas, mediante charlas, atención a personas con problemas familiares, personales, y con estudios que hacen que día tras día la ciencia de la psicología desarrolle nuevas herramientas para un siglo tan exigente como el que vivimos.

La Terapia Racional Emotiva Conductual tiene un cometido claro, tal como como afirma Saranson (2006) en su libro Psicopatología anormal, el problema de la conducta inadaptada, donde hace referencia a Ellis y Dryden (1977): las personas han de cuestionar sus creencias fundamentales (en la mayoría de casos, irracionales), para después sustituirlas por otras más constructivas (racionales).

La TREC no solamente se ha aplicado en el campo clínico sino que existen varios escritos sobre la intervención en los ámbitos laboraleducativo. Una psicoterapia que brinda muchas oportunidades en el estudio sobre el ser humano, las emociones, el pensamiento y la salud mental.

Referencias bibliográficas:

  • Caballo, V. (2010), Manual de técnica y Modificación de conducta
  • Ellis, A. (2003), Manual de Terapia Racional Emotiva, Editorial Desclee
  • Saranson, B. y Saranson, I. (2006), Psicopatologia Anormal, el problema de la conducta inadpatada, Editorial Pearson