Hoy en día está en auge el desarrollo y aplicación de la psicología positiva como aquella rama de la psicología encargada del estudio científico del funcionamiento óptimo del ser humano y el desarrollo de su potencial y bienestar, buscando su felicidad. 

Uno de los pioneros en elaborar este tipo de psicología es Martin Seligman, quien también es ampliamente conocido por sus estudios sobre la depresión y por el concepto de indefensión aprendida. Este autor ha realizado, y de hecho sigue haciéndolo, múltiples aportaciones al campo de la psicología a lo largo de su vida. Es por ello que en este artículo repasaremos la biografía de Martin Seligman.

Breve biografía de Martin Seligman

Este conocido autor ha desempeñado un importante papel en el estudio de trastornos como la depresión y, más recientemente, el del bienestar y la felicidad. A continuación veremos un breve resumen de las etapas de su vida, sus teorías y sus mayores aportaciones a la psicología.

Nacimiento y formación académica

Martin Elias Peter Seligman nació el 12 de agosto de 1942 en el estado neoyorkino de Albany, en Estados Unidos. En Albany estudiaría durante la educación primaria y secundaria. Una vez finalizada ésta se matricularía en la Universidad de Princeton para cursar la carrera de Filosofía, en 1960.

Se graduó en 1964, haciéndolo con máximos honores con el título Summa cum laude. Tras ello recibiría ofertas de diversas universidades para continuar sus estudios con ellas, escogiendo el autor la Universidad de Pensilvania. Estudió Psicología Animal, doctorándose en psicología en el año 1967.

A continuación, Seligman inició una fructífera carrera como investigador.

Desempeño profesional y aportaciones a la psicología

Inicialmente, Martin Seligman ejerció de profesor asistente en la Universidad de Cornell, y posteriormente en la de Pensilvania, donde ascendería hasta llegar a ser profesor de psicología. En 1980 fue nombrado director del programa de formación clínica de esta última universidad, trabajando durante años en el tratamiento e investigación de la depresión y otros trastornos. A lo largo de su carrera fue haciendo importantes contribuciones que le llevarían a ser ampliamente reconocido y a recibir múltiples premios

Sin embargo el autor sería consciente de que la psicología clínica en general tiende a centrarse únicamente en los aspectos que generan disfuncionalidad y sufrimiento de la persona y tratarlos, no existiendo una visión optimista centrada en reforzar los elementos que generan bienestar. En 1990 el investigador dio un vuelco a su carrera con el fin de centrarse en el estudio de la felicidad.

Por otro lado, Seligman ha desarrollado varias teorías y contribuciones al mundo de la psicología. Veamos cuáles fueron.

Sobre la depresión

A lo largo de sus años de estudio se vería influido por uno de sus profesores, el famoso psicólogo Aaron Beck, del que se inspiraría para estudiar el funcionamiento del trastorno depresivo

Según su teoría sobre la depresión, esta condición es consecuencia, en parte, de un problema de percepción de la realidad, relacionado con la sensación de pérdida de control y con cómo se atribuyen causas a las vivencias positivas o negativas: las negativas parecen causadas por uno mismo, y las positivas son fruto de la casualidad y de los efectos de otros. Esta idea está relacionada con las teorías de la atribución.

La indefensión aprendida

Una vez doctorado, en 1967 empezó a investigar en la Universidad de Pensilvania. Empezaría a investigar con animales, concretamente perros, bajo un paradigma basado en el condicionamiento operante.

Durante dichos experimentos, en que se empleaba estimulación eléctrica, Seligman pudo observar cómo los animales sometidos a una experiencia previa en la que no podrían escapar de la estimulación aversiva dejaban de intentar hacerlo incluso cuando en otros momentos sí hubiesen podido, manifestando pasividad. 

Estos experimentos llevaron al nacimiento de la teoría de la indefensión aprendida, que se asociaría a la ausencia de actividad propia de los sujetos deprimidos: el sujeto deprimido ha aprendido que su actuación no cambia los acontecimientos y no tiene resultados, de modo que deja de actuar.

Esta teoría sería una importante contribución que permitiría avanzar en la generación de teorías explicativas de diferentes aspectos de la depresión y el trabajo centrado en combatir la indefensión. Asimismo, participó en la creación de diversos métodos para tratar este trastorno en base a la confrontación y el cambio de los pensamientos automáticos negativos.

Presidencia del APA y nacimiento de la Psicología Positiva

Durante el año 1996 Martin Seligman fue nombrado presidente de la American Psychiatric Association (APA), una presidencia que supondría la oportunidad de abrir nuevas vías de investigación y trabajo para esta ciencia. Su principal objetivo durante su mandato era la de aunar conocimiento teórico y práctico.

En 1998 propuso la búsqueda de una psicología más positiva, no tan centrada únicamente en los aspectos patológicos de la psique y la conducta y que buscara estudiar los aspectos que nos hacen sentir bienestar y felicidad. Se fundaría pues en el año 2000 la psicología positiva como estudio científico del funcionamiento humano óptimo, que a partir de entonces ha contribuido a expandir, y el Manual Virtudes y Fortalezas del Carácter. Otra iniciativa relevante fue la prevención de la guerra o conflicto etnopolítico.

Durante 2002 desarrolló la teoría de la auténtica felicidad, en que proponía el desarrollo de las fortalezas y características propias para alcanzarla. Durante el año 2003 se crea el Máster de Psicología Positiva Aplicada bajo su dirección. A partir de 2005 fue nombrado director del departamento de psicología de la Universidad de Pensilvania.

En 2010 reformula su teoría de la auténtica felicidad, apareciendo la teoría del bienestar y el modelo PERMA, en el que se estudia lo que las personas eligen para aumentar su nivel de bienestar, incluyendo la emoción positiva, las relaciones positivas, el involucramiento, el significado y el compromiso.

Actualidad

Durante los últimos años Martin Seligman ha realizado numerosas publicaciones (como Flourish, en 2011) y dado diferentes conferencias. 

En la actualidad continúa ejerciendo, con 75 años de edad, como director del Penn Positive Psychology Center y profesor en el departamento de psicología de la Universidad de Pensilvania (concretamente con el título de Zellerbach Family Professor of Psychology). También es director del Máster de Psicología Positiva Aplicada y sigue ejerciendo de consultor en diferentes organismos.