Sartre influyó en muchos filósofos humanistas y marxistas de mediados del siglo XX.

Jean-Paul Sartre es una figura conocida en el ámbito de la filosofía y la literatura, siendo considerado uno de los padres del existencialismo contemporáneo. Filósofo, escritor y activista político, consideraba que el ser humano es un ser libre y que como tal debe hacerse responsable de su propio destino, aunque puedan existir condicionantes externos.

Además, Sartre es conocido también por su activismo político, manteniendo una relación compleja con el comunismo. Llegó a ser nominado Premio Nobel de Literatura, aunque decidió declinar el galardón debido a sus creencias personales. Para comprender su visión del mundo puede ser de utilidad comprender su vida, motivo por el cual en este artículo vamos a repasar una pequeña biografía de Jean-Paul Sartre, quien marcó la filosofía del siglo XX.

Breve biografía de Jean-Paul Sartre

Jean-Paul Charles Aymard Sartre nació el 21 de junio de 1905 en la ciudad de París, Francia, siendo el hijo de un oficial de la Marina llamado Jean Baptiste Sartre y de Anne Marie Schweitzer.

Sin embargo, a los pocos meses de nacer su padre falleció a causa de una enfermedad contraída durante sus viajes. Su madre, con la ayuda de los abuelos maternos de Jean-Paul, le educaría en un entorno estimulante e intelectual. Su abuelo le inició además en el interés por las artes.

Formación académica de este filósofo

En 1915, a la edad de diez años, Sartre entró en el Lycée Henri IV de París para iniciar su educación. Sin embargo, su madre conocería y contraería segundas nupcias con Joseph Mancy, haciendo que el joven Sartre tuviera que trasladarse a La Rochelle. Sería en el Liceo de dicha localidad donde continuaría sus estudios hasta 1920, en que volvería a París y terminaría su educación en su instituto original.

Una vez terminados sus estudios secundarios, ingresaría durante 1924 en la École Normale Supérieure de París para realizar sus estudios universitarios. Durante estos estudios conocería a diferentes personas que en el futuro se convertirían en grandes autores, entre los que se encontraba la que se volvería su compañera sentimental principal (establecerían durante toda su vida una relación abierta controvertida para la época), Simone de Beauvoir. Se doctoró en filosofía en 1929, siendo el primero de su promoción (seguido por De Beauvoir).

Vida posdoctoral y primeras publicaciones de Sartre

Tras doctorarse empezaría a trabajar en diversos institutos como profesor de filosofía, como el liceo de Havre. Posteriormente, en 1933 obtuvo una beca de estudios que le permitió viajar a Alemania y formarse en la filosofía de diferentes autores como Edmund Husserl (explorando la fenomenología) en el Instituto Francés de Berlín.

Tras ello volvería a Francia, ejerciendo de nuevo de profesor en liceos como el Pasteur. En esta etapa empezaría a elaborar su noción de que la existencia precede a la esencia, puesto que tenemos que ser para poder elegir. Dicha idea sería expuesta en su primera novela, publicada en 1938 y titulada La náusea. Durante 1939 comenzaría a escribir otras de sus grandes obras, entre ellas El ser y la nada.

Guerra y Posguerra

La llegada de la Segunda Guerra Mundial haría que Sartre fuera llamado a filas, participando en el conflicto bélico y siendo capturado por los alemanes en 1940. En 1941 consiguió escapar haciéndose pasar por civil, y apoyó y participó en la resistencia francesa.

En 1943 publicó su trabajo más importante y conocido a nivel filosófico, El ser y la nada, en el que ofrecía su versión de la filosofía existencialista. Esta obra, influida en gran medida por el existencialismo de Heidegger (considerado en aquella época una gran autoridad en esta corriente filosófica) y otros autores como Husserl o Kierkegaard, le llevaría a alcanzar gran popularidad.

Con el tiempo, en 1945 decidió abandonar la enseñanza y dedicarse plenamente a la creación literaria y filosófica como escritor. Fundó junto con su pareja Simone de Beauvoir y otros autores como Raymond Aron la revista Les temps modernes, de gran influencia en la época.

Su activismo político

Como hemos mencionado anteriormente, Sartre también es conocido por su activismo político, manteniendo una participación activa en este ámbito durante largo tiempo. Dicho activismo sería especialmente activo tras 1947. De ideas socialistas, el autor se mostró crítico con la Guerra Fría y la actuación tanto del bloque norteamericano como el del soviético.

Pese a la existencia de divergencias, tiene un acercamiento hacia las ideas comunistas, viajando en numerosas ocasiones a Moscú y formando parte de diferentes asociaciones.También apoyaría la revolución cubana y la revolución cultural china.

En 1964 el nombre de Sartre fue propuesto para otorgarle el galardón de Premio Nobel de Literatura. Sin embargo, el autor decidió rechazar el galardón al considerar que la vinculación entre autor y lector no precisaba de intermediarios.

También participó activamente en la revuelta de mayo del 68 y condenó abiertamente la Guerra de Vietnam y los crímenes de guerra cometidos en ella, colaborando en la formación del Tribunal Internacional de Estocolmo.

Asimismo, durante este período el autor sigue publicando diversas obras. Creó junto a Maurice Clavel en 1973 la agencia “Liberátion”, que posteriormente se volvería un periódico del cual sería el director.

Últimos años y muerte

Sin embargo, con el paso de los años la salud de Sartre comenzaría a decaer, perdiendo la vista y teniendo que retirarse poco a poco de la creación literaria.

Durante el mes de mayo del año 1980 Jean-Paul Sartre fue ingresado en el hospital Broussais, en París, debido al padecimiento de un edema pulmonar y de una crisis hipertensiva. El 15 de abril de 1980 este edema se complicó con una crisis cardíaca que terminaría por causar su muerte, a las nueve de la noche, en compañía de Simone De Beauvoir y por su hija adoptiva Arlette El Kaim.

El legado de este autor es amplio, acercando el foco de la filosofía a los problemas entre la relación del yo y la sociedad. Asimismo sus ideas han influido en disciplinas como la psicología, contribuyendo al pensamiento y la creación de la corriente humanista.